Cruz Azul vs. América dejan todo para la vuelta

Pasaron 3 años para que Cruz Azul disputara de nuevo una Liguilla. No sabemos si contender los Cuartos de final ante el América haya sido el mejor escenario, pero un...

Pasaron 3 años para que Cruz Azul disputara de nuevo una Liguilla. No sabemos si contender los Cuartos de final ante el América haya sido el mejor escenario, pero un triunfo ante el verdugo contemporáneo de los cementeros acabaría con la malaria.

Los primeros 15 minutos en el Estadio Azul transcurrieron en el medio campo y arrojaron un par de amonestados: Mateus Uribe por el América y Peñalba por el Cruz Azul.

El “round de estudio” terminó con un disparo del Gato Silva que Marchesín contuvo. Y ahí despertó la Máquina con un par de llegadas más.

En un partido con tantas faltas era de esperar que apareciera un expulsado. Matias Uribe realizó, al filo del área de las Águilas, una entrada temeraria a Julio César Domínguez y fue sancionado con roja directa al minuto 29.

Al 35′ el Cata jaló a Paul Aguilar de la playera dentro del área; el central no se percató de la jugada, consultó a su auxiliar y marcó penal a favor del América que Jesús Corona, quien ya era factor en el partido por sus atajadas, le detuvo a Oribe Peralta.

Los primeros 15 minutos de la segunda parte transcurrieron, como era de esperarse, con el asedio de los cruzazulinos y los americanistas agazapados. Al 65′ Darwin Quintero se animó y disparó afuera del área, el tiro terminó sin problema alguno en las manos de Corona.

Al minuto 70 Cruz Azul realizó dos cambios en la parte del ataque: salieron Martín Rodríguez y Rafael Baca e ingresaron Cauteruccio y Ángel Mena.

Marchesín rescató al 76′ a los de Coapa con un atajadón para mantener su portería en cero. Un minuto después abandonó el campo William Da Silva y dejó su lugar para Alejandro “Güero” Díaz.

Oribe abandonó el campo de juego al 84′ e ingreso Pedro Arce. Edson Álvarez se fue expulsado cinco minutos después por doble amarilla.

El árbitro agregó cinco minutos y Cruz Azul no pudo aprovechar. La única ventaja que tendrán los cementeros en el Azteca serán las bajas de Uribe y Álvarez.

Publicidad