Cruz Azul el “grande” que comienza a ser olvidado

Atrás han quedado esas anécdotas de Carlos Hermosillo levantando el último título de liga de Cruz Azul o la final de la Copa Libertadores, cuando “La Maquina” puso en jaque...

Atrás han quedado esas anécdotas de Carlos Hermosillo levantando el último título de liga de Cruz Azul o la final de la Copa Libertadores, cuando “La Maquina” puso en jaque al poderoso Boca Juniors en la Bombonera. Justo esa fue la última gran historia. Cruz Azul poco a poco ha sido olvidado por su afición, el estadio Azul luce con poca entrada en los partidos de local y el contrato para ocupar el estadio es hasta el 2018, el panorama no es nada alentador.

En los últimos dos partidos jugados en el estadio de la Colonia Napoles, el inmueble ha tenido las entradas más bajas en lo que va de la Liga Bancomer MX. En la jornada 12 “La Maquina” recibió a los Tiburones de Veracruz, la asistencia fue 11738 aficionados que presenciaron la última victoria de su equipo en la presente temporada.

Dos jornadas después, el 22 de octubre, el inmueble apenas registró un ingreso de 9767 espectadores, la segunda entrada más baja de lo que va del torneo, solo por arriba del Jaguares contra Querétaro de la jornada 15. El partido fue en contra de Puebla y el resultado final fue una derrota de 2 a 1.

El dueño del estadio Antonio Cosío Pando, aseguró para Notimex que el equipo tiene un contrato para ocupar el inmueble hasta el 2018, en caso de no renovar el club deberá buscar una nueva sede. Lo que ocurrió con el Atlante en el 2002, cuando abandonó el “Neza” para jugar en el Coloso de Santa Úrsula. Para el 2007 se mudaron a Cancún, las cosas pintaron bien e incluso fueron campeones en ese mismo año. En el 2014 descendió y fue olvidado por su afición, en la liga de Ascenso MX apenas registra un ingreso de 2847 personas por partido.

Un caso similar fue del los “Rayos” del Necaxa, equipo que jugaba en el estadio Azteca y finalmente tomó sus maletas para jugar en el nuevo Estadio Victoria de Aguascalientes en el 2003. Tras malos torneos el club finalmente descendió en el 2009 y en el 2011 regresó al máximo circuito, para durar un año y regresar al Ascenso. Los Rayos lograron regresar en 2016, los resultados han ayudado y la afición ha comenzado a responder con entradas de más de 20 mil espectadores por partido.

La historia juega en contra de Cruz Azul, la presión por ser considerado de los clubes más grandes de México y no haber sido campeón por 18 años agobia el equipo. La “Maquina”, deberá analizar si se queda en la capital o busca nueva sede, aún teniendo el estadio “10 de diciembre” en la Ciudad Cooperativa Cruz Azul en Hidalgo.

 

Publicidad