Cristiano Ronaldo ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía y la Abogacía del Estado español en el que el jugador pagará una multa a Hacienda de casi 19 millones de euros y acepta dos años de cárcel por evasión de impuestos en España.

De acuerdo con información de la Agencia EFE, Cristiano se declarará culpable de haber cometido cuatro delitos fiscales durante su estancia en territorio español y de esta forma podrá terminar los problemas que tenía con hacienda para poder seguir su carrera ahora que radicará en Italia.

Cristiano Ronaldo acepta ir a la cárcel

El acuerdo fue aprobado por Hacienda, una vez que la defensa del futbolista y las partes que lo acusaban creyeron que era un trato justo por el dinero que Ronaldo había evitado pagar al gobierno español varios años. De esta forma, aceptando su culpabilidad, Cristiano evitará pisar prisión y podrá seguir con su carrera futbolística sin problema alguno.

Si embargo, según publican medios internacionales, entre Hacienda y la Fiscalía española aún no existe un acuerdo total, ya que la Agencia Tributaria no quiere que el jugador se vaya impune por los delitos que cometió y desea que la condena de dos años de prisión se cumpla de un modo en el que aunque el jugador no entre a la cárcel, cuente con antecedentes penales y no pueda cometer el mismo fraude durante el tiempo de la condena.

En menos de un mes Cristiano Ronaldo enfrentaría al Real Madrid

Las acusaciones hacia el jugador aseguran que el ex futbolista del Real Madrid, había cometido un fraude tributario por un monto de casi 15 millones de euros, de los cuales había evadido 1,39 millones en 2011, 1,66 en 2013, 3,20 en 2013 y 8,5 en 2014. El acuerdo final ha rebajado ese monto a 5,7 millones de euros, pero a esa cifra hay que sumarle los intereses generados en estos años, por lo que la suma alcanza casi los 19millones de euros y además, el portugués ha aceptado también pagar los servicios de la Abogacía del Estado durante este proceso.

Tras casi un año de investigación, y después de que Cristiano negara haber evadido impuestos, las amenazas de Hacienda lo han hecho aceptar los cargos y llegar a un acuerdo con el Gobierno de España, para poder jugar en Italia con la Juventus sin preocuparse que las consecuencias de sus actos afecten su carrera futbolística.