La marca de moda Pigalle y la plataforma Ill-Studio crearon una cancha de basquetbol con colores neón, que además cuenta con distintas figuras geométricas alucinantes. El peculiar espacio para la practica del baloncesto que se encuentra en una de la calles de París, en el barrio de Duperré, da la sensación de que fuese un mural.

 

No es la primera vez que estas dos empresas se juntan para realizar arte futurista a través del baloncesto. De hecho Nike ha financiado algunos proyectos de canchas por alrededor del mundo, mientras Pigalle anunció su nueva colección con modelos enfocados en el basquetbol, por lo que se espera que la alta costura, el deporte y el futurismo estén cada vez más cerca.