Cowboys: cuesta arriba

Tres jugadas después de iniciar el tercer partido de pretemporada, Tony Romo tocó el suelo y no se pudo mover. Falsa alarma. El número nueve de Dallas salió por su...

Tres jugadas después de iniciar el tercer partido de pretemporada, Tony Romo tocó el suelo y no se pudo mover. Falsa alarma. El número nueve de Dallas salió por su propio pie, e incluso, volvió a calentar pero fue todo en el partido. La última temporada fue lección suficiente.

Semana 2, 2015. Los Cowboys visitaron Filadelfia ante unos Eagles que a ese punto en la campaña eran el rival a vencer en la división. Ganando 13-0 en el segundo cuarto, Tony Romo sufrió una captura que le valió una fractura de clavícula que le tomó nueve semanas para regresar al campo. Una semana después, su hombro fue el afectado y el oriundo de Wisconsin perdió el resto de la campaña. Dallas terminó 4-12 en el sótano del Este en la Conferencia Nacional.

El precepto lo dice: “no hay posición más importante en el juego que el quarterback“. En Valley Ranch los focos no se encienden. Aún.

Por: Omar García

Publicidad