Corredora del Maratón de Dallas se desvanece y gana con ayuda [Video]

Las historias que nos devuelven la fe en la humanidad por lo regular ocurren en el deporte. Una de ellas sucedió este fin de semana en el Maratón de Dallas,...

Las historias que nos devuelven la fe en la humanidad por lo regular ocurren en el deporte. Una de ellas sucedió este fin de semana en el Maratón de Dallas, Texas, donde la corredora líder, Chandler Self, se desvaneció a metros de la meta y fue ayudada a cruzarla por otra competidora.

Self llevaba una buena ventaja sobre sus rivales, principalmente su escolta Caitlin Keen, sin embargo cuando la cámara de televisión la enfocó a poco más de 30 metros de llegar en la primera posición, sufrió una serie de calambres y dolores que le impedían hasta estar de pie.

Poco después, en el panorama apareció la estudiante de secundaria, Ariana Luterman, quien se vistió de héroe y auxilio a Chandler Self a seguir en la competencia tomándola entre sus brazos y dándole palabras de apoyo. Luterman cumplía el recorrido en la categoría de relevos, por lo que no era competencia directa de Self.

“No sé muy bien qué pasó. Mis piernas se volvieron gelatinosas en la milla 24 y luego en la milla 25 se pusieron peor, tanto que cada paso que daba se me doblaban. Creo que comencé a como delirar en el final, no sabía que estaba pasando”, fueron las palabras de la ganadora del Maratón cuando recuperó el aliento.

Chandler Self cruzó la meta abrazada de Luterman entre aplausos, sin embargo la polémica se hizo presente ya que en el reglamento se impide la ayuda externa durante la competencia. A pesar de ello, las autoridades del Maratón de Dallas consideraron que esta ayuda no era meritoria de que se le eliminara de la carrera ya que tuvo una diferencia mayo de tres minutos de su más cercana rival.

“Lo único que pensé al verla era en levantarla, así que la levanté. Caminábamos un poco y colapsaba, cada un par de pasos era como volver a empezar y quedaban 20 metros”, declaró Luterman al ser entrevistada.

Al final, Self cronometró 2 horas, 53 minutos y 57 segundos llevándose la corona de la competencia, además de una nueva gran amiga en la persona que la ayudó a conseguir la hazaña, Ariana Luterman.