Condenan por 43 cargos de abuso de menores a ex técnico inglés

El deporte es una de las áreas sociales que mayor impacto ha tenido con los escándalos de abusos sexuales por parte de entrenadores, afortunadamente las víctimas han encontrado un poco...

El deporte es una de las áreas sociales que mayor impacto ha tenido con los escándalos de abusos sexuales por parte de entrenadores, afortunadamente las víctimas han encontrado un poco de confort al encontrar a sus abusadores tras las rejas y condenados.

Hace dos años, salió a la luz la historia del ex entrenador y scout del futbol de Inglaterra, Barry Bennell, quién acumuló más de tres decenas de acusaciones por abuso sexual a menores de edad entre 1979 y 1990.

El pasado martes, el Tribunal de la Corona de Liverpool lo condenó por 43 cargos en total entre los que están el abuso sexual, la violación y asalto a once niños entre las edades de 8 y 15 años.

Durante su juicio, Bennell de 64 años y quien se cambió el nombre a Richard Jones, no estuvo presente alegando enfermedad, sin embargo atestiguó su condena por videoconferencia, en la cual el fiscal lo llamó “depredador”, “pederasta decidido” y lo acusó de abusar sexualmente de niños a una “escala industrial”.

No es la primera vez que el ex estratega fue acusado, en 1998 fue condenado a nueve años de prisión tras declararse culpable de 23 cargos de abuso sexual con menores entre 9 y 15 años. Además en 2015 se le sentenció a dos años más de prisión por abusar de un niño de 12 años en un campamento de futbol en Macclesfiels, al noroeste de Inglaterra.

El Crewe Alexandra fue el club donde Bennell trabajó durante años con jóvenes futbolistas.

Bennell trabajó por varios años en distintos clubes entre los que se encuentran el Crewe Alexandra, además tenía vínculos don el Manchester City y el Stoke City.

El sexagernario utilizaba la intimidación para mantener el silencio de sus víctimas, a las cuales invitaba a su casa en vacaciones y después de ganar su confianza las asustaba con sus “habilidades” con los chacos y  los amenazaba con acabar su carrera en el futbol.

“Aseguraba que sus acusadores se estaban inventado historias sobre él por sus condenas previas e historias publicadas en medios”, aseguró Jackie Lamb, miembro del ministerio público encargado de manejar procesos penales en Inglaterra y Gales. “Sin embargo, gracias a las pruebas de las víctimas y a la policía hemos demostrado todo lo que decía Bennell era mentira”.

Hace algunas semanas quien también recibió su sentencia fue el ex médico de la selección de Estados Unidos de Gimnasia, Larry Nassar, quien se encontró culpable de abusar de más de 250 niñas durante el tiempo que ocupó el puesto en el deporte norteamericano y cumplirá tres sentencias, la primera de 60 años por pornografía infantil y dos más de 40 a 150 años por el abuso y violación a menores de edad.

También hace unos días la ex nadadora olímpica, Ariana Kukors, quien acusó a su ex entrenador y ex pareja, Sean Hutchinson, de abusar de ella desde que era menor de edad, por lo que el Departamento de Seguridad del vecino país allanó su casa y se encuentra en proceso de investigación.

Publicidad