¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Colin Kaepernick, víctima de su propia ideología y desempeño

La NFL está en receso, pero eso no quiere decir que los jefes no se estén moviendo. Antes del Draft del próximo abril, jugadores van y vienen, salen y entran...
Israel Rangel

La NFL está en receso, pero eso no quiere decir que los jefes no se estén moviendo. Antes del Draft del próximo abril, jugadores van y vienen, salen y entran de los equipos, aunque hay uno que hasta el momento se encuentra como agente libre, pero su teléfono no ha sonado con algún propietario buscando sus servicios. Nos referimos a Colin Kaepernick.

Los motivos para que el ex jugador de San Francisco no haya sido buscado pueden ser dos. Empecemos por el más reciente y posible para muchos: su ideología política. En la pretemporada del 2016, Kaepernick inició una campaña en contra del racismo en Estados Unidos y decidió no ponerse de pie durante la entonación del himno nacional, además de atacar a Donald Trump al llamarlo racista.

En ese entonces, Trump era todavía candidato presidencial, pero pasados los meses, ya como presidente en turno, ha hecho referencia al tema y dio a entender que era culpable de que Colin no encontrara equipo al asegurar: “algunos equipo de la NFL no lo quieren elegir porque no quieren recibir un tuit ofensivo de parte de mía, ¿pueden creerlo?”

Y es que de verdad parece que esa es la razón, pues es sorprendente que otros quarterbacks como Geno Smith o Mark Sanchez, que no han demostrado ser más capaces que Kaepernick, ya hayan encontrado acomodo, mientras que Colin sigue esperando alguna propuesta.

Por si fuera poco, equipos que necesitan un mariscal de campo tienen alguna afinidad con el partido de Trump, por lo que luce improbable que Colin se sume. Houston Texas, Buffalo Bills y New York Jets son algunos ejemplos.

Sin embargo, la ideología política del lanzador no es el único motivo de su desempleo. También lo es el aspecto deportivo, pues después de varios años en la liga no ha mostrado una evolución constante como para reclamar un lugar en alguna franquicia.

Sí, llevó a los 49ers a un Super Bowl y casi logra una remontada, pero ¿qué más logró? Una temporada buena la del 2013 y no más. Incluso llegó a perder la titularidad en 2015. En 2016 fue suplente en el inicio y cuando le dieron la oportunidad de enderezar el camino tampoco hizo nada. Digamos que ha mostrado su capacidad pero por momentos, sin mucha estabilidad.

Ejemplos como los de Richard Sherman, Michael Bennett o Martellus Bennett (y varios más) muestran que la ideología política puede pasar a segundo termino si las cosas se hacen bien dentro del emparrillado, pues algunos también han llegado a la agencia libre y ya tienen equipo.

Pese a que el presente no está del todo bien para Kaep, al menos tiene gente que lo apoya como su ex headcoach Jim Harbaugh y el propio Sherman, quienes aseguran que Colin tiene talento y puede ser QB titular en la NFL.

“Verán que tendrá una gran carrera y será un gran mariscal de campo. Ganará campeonatos”, dijo Harbaugh acerca de Kaepernick, y tal vez tenga razón, pero antes de pensar en eso necesita encontrar un equipo que haga sonar su teléfono y le dé la oportunidad. Algo no muy viable en estos momentos.