Christian Martinoli, una voz diferente en la televisión mexicana

“¡Ah no bueno! ¿De qué te vas a disfrazar?”, “Lamentable, una verdadera vergogna “, “La turca que la mía es árabe”, “Te amo Peralta, te amo. Eres un dios”. ¿Reconoces...

“¡Ah no bueno! ¿De qué te vas a disfrazar?”, “Lamentable, una verdadera vergogna “, “La turca que la mía es árabe”, “Te amo Peralta, te amo. Eres un dios”. ¿Reconoces alguna de estas frases? Si no lo haz hecho, es que no has sido parte de una transmisión de futbol en TV Azteca, donde Christian Martinoli en su principal comentarista.

Martinoli se ha convertido en un personaje característico en la televisión mexicana. Su peculiar forma de narrar los partidos (contando chistes, con burlas y duras críticas), junto a Luis García y Jorge Campos, ha ganado popularidad en la gente. Puede gustar, o no, pero es innegable que Christian realiza su trabajo con un estilo diferente al de su competencia.

Su manera de hablar frente al micrófono también le ha ayudado a ganarse el reconocimiento de sus propios colegas. En su columna “A balón parado”, el periodista Rafael Ocampo afirma: “siempre me ha agradado el estilo de Christian Martinoli. Esas narraciones de partidos suyas primeramente que nada enteradas y conocedoras, al mismo tiempo que juguetonas y burlonas”. 

Sin embargo, esa manera “especial” de desempeñarse también le ha traído conflictos y discusiones, como lo sucedido con Miguel Herrera, cuando el ex director técnico terminó por agredirlo físicamente, tras las duras críticas hechas por el “toluqueño”.

“[…] lo que México necesita es un entrenador y no un porrista, un entrenador y no un ‘marketinero’, un entrenador y no un populachero”, fueron algunas “linduras” que Martinoli le dedicó al “Piojo” durante su gestión.

En 2011, durante un partido entre Monarcas Morelia y Cruz Azul, Martinoli cometió el error de tildar a un agresor como “aborigen”, el comentarista ignoró el significado de la palabra y fue citado por el CONAPRED para perdirle que controlara sus expresiones. Este hecho fue utilizado posteriormente por Martinoli como burla en las transmisiones de TV Azteca. 

Christian puede recibir halagos o críticas de futbolistas, entrenadores y colegas, pero no se debe olvidar que él trabaja para un medio, que al final busca la popularidad y el rating entre la gente, el mismo que Martinoli y compañía le ha podido dar a la televisora del Ajusco.

En la Copa América de 2015, en los tres partidos que compitió el combinado nacional, según datos de HR Media, la empresa de Ricardo Salinas Pliego superó a la de Azcárraga. Contra Bolivia, Azteca tuvo 9.9 puntos, superando los 9 de Televisa. En el segundo encuentro, Martinoli, el “Doctor” y el “Inmortal” tuvieron 13.9 puntos superando el 11.3 de Pietrasanta, Davino y Sánchez; y para el último enfrentamiento, la dosis se repitió.

Christian Martinoli ha sido capaz de hacer un partido entretenido aunque el juego no acompañe o de herir susceptibilidades con sus comentarios ácidos, “acabar” con sus críticas a jugadores como Javier Hernández (o a quien sea), y endiosar a otros, como lo ha hecho con Oribe Peralta. 

Para bien o para mal, la fórmula Martinoli-Azteca ha generado público y una forma diferente de hacer las cosas.

Publicidad