Chris Long, el loco samaritano que busca la gloria con Eagles

A unas horas de que se dispute el Super Bowl LII en Minnesota, todos los reflectores están principalmente con los New England Patriots y su quarterback, Tom Brady, sin embargo...

A unas horas de que se dispute el Super Bowl LII en Minnesota, todos los reflectores están principalmente con los New England Patriots y su quarterback, Tom Brady, sin embargo en el otro frente con los Eagles hay un jugador que con un discreto paso en la NFL, ha logrado conquistar el corazón de los fanáticos del deporte en general: Chris Long. 

Este ala defensiva llegó a la NFL en 2008 seleccionado en segunda ronda con los Rams, que en ese entonces jugaban en St. Louis, sin embargo a pesar un buen par de años nunca pudo tener un papel titular en el equipo ni disputar un Pro Bowl. Salió del equipo en 2016 y su destino fue el hoy rival: New England Patriots. 

Con un salario mucho menor a lo que llegó a ganar con los Rams (2.4 millones por año), los Patriots le enseñaron la filosofía de trabajo que necesitaba en su vida y probó el éxito hace un año conquistando el Super Bowl LI frente los Atlanta Hawks en un duelo histórico.

Con su anillo de campeón en mano, Long consideró el retiro, pero aún tenía varias metas que cumplir. Una nueva oportunidad llegó en marzo de 2017, pues los Philadelphia Eagles solicitaron sus servicios por dos temporadas a cambio de un salario de 4.5 millones de dólares por año.

Ya con una buena vida y el éxito logrado con los Pats, el jugador anunció que todo su salario de la campaña sería donado a la Fundación Chris Long, que busca fondos para limpiar el agua en zonas del continente africano. Al mismo tiempo, Long revivió el Proyecto Charlottesville que apoya a los niños de escasos recursos en los Estados Unidos a través de educación y deporte.

Este proyecto tiene su sede en Virginia, donde se crió el hoy defensivo de los Eagles y que ha sido un frente para el racismo en el vecino país. La iniciativa ha tenido mucho éxito y se ha expandido a las ciudades donde Chris Long ha jugado (St. Louis, Boston y Philadelphia).

“Voy a jugar toda la temporada del 2017 sin percibir un dólar, porque creo que la educación es la mejor respuesta para un mejor mañana para todos los ciudadanos de América”, Chris Long.

El ala defensivo también se ha convertido en luchador social, pues es de los pocos jugadores de raza blanca en apoyar el movimiento de la NFL en protestar por la brutalidad policiaca contra los afroamericanos durante el himno nacional, además le ha hecho un frente directo al presidente Donald Trump, ganándose el respeto de muchas personas, incluido el ex mandatario Barack Obama quien dijo que Long era un verdadero héroe norteamericano.

De la misma manera, apenas días antes del gran juego ante los Patriots, Long afirmó al podcast Pardon My Take que de ganar no asistiría a la ceremonia de campeón en la Casa Blanca. “No, no iré a la Casa Blanca. ¿Estas bromeando?”.

El día de hoy, este buen samaritano está en las puertas de tener su segundo anillo en fila, además de conseguirlo tendrá que cumplir una apuesta muy singular: tatuarse el rostro de un hombre de 63 años.

Si, durante los entrenamientos de primavera Long hizo gran amistad con el ahora entrenador de linebackers de los Eagles, Ken Flajole. “‘Hey, nada sería mejor que levantar el Trofeo Lomabardi contigo’. Y él dijo, ‘Si llegamos al Super Bowl y ganamos, voy a hacerme un tatuaje de tu rostro en el cuerpo’… Yo le dije, ‘Ok, Chris, es mejor que tengas cuidado ahora, porque nunca sabes cómo pueden ocurrir las cosas algunas veces'”, declaró Flajole.

Las apuestas ponen a los Patriots como amplios favoritos, pero los Eagles podrán presumir que en sus filas tienen un hombre con más empuje fuera del emparrillado, Chris Long, quien puede inspirarlos a conseguir lo imposible con algo de locura.