El Clásico de Clásicos del futbol mexicano se gestó en los despachos y fue trascendiendo al terreno de juego. La rivalidad, si bien fue creada artificialmente, fue adquiriendo valor y peso por lo que pasaba en la cancha. Sobre todo, porque hubo partidos en los que las cosas se calentaron de tal manera, que se desataron broncas monumentales. A un día de la edición 176 del Clásico entre Chivas y América, recordamos las trifulcas que terminaron por ser memorables

Así se gestó la rivalidad entre Chivas y América

1965: “Con esta tienen”

Chivas, América, Broncas, Clásico

(Imagen: Twitter)

La primera bronca que se recuerda en un duelo entre Chivas y América, fue en 1965. El Tigre Sepulveda lo cuenta: “En el 66′, Alfonso Portugal sube a rematar un córner pero me remata a mí y, como nos caemos gordos porque parecía que no me quiso presentar a su hermana, volteé y nos dimos un trancazo, se suspendió el partido y a mí me expulsó el árbitro nomás.”

El central de las Chivas, quien usaba el número 3, pasó por la banca del América. Les aventó la camiseta y dijo la ya tan célebre frase: “con esta tienen hijos de su pin… madre, para sentir miedo”. Esto provocó que la situación subiera de temperatura. Los jugadores de ambos equipos llegaron a las manos. Las Chivas ganarían 2 a 0 ese partido.

1982-1983: Bronca monumental en el Azteca

Chivas, América, Broncas, Clásico

(Imagen: YouTube)

El América de inicio de los año ’80 era un equipo que estaba empezando a marcar una época. Las recién apodadas Águilas rompieron todo tipo de récords en el futbol mexicano. Llegaron a la liguilla como líderes generales. Por su parte, las Chivas venían de hacer una buena temporada con Alberto Guerra en el banquillo.

Se encontraron en las semifinales de esa temporada. En la ida, el América ganó 2 a 1 en el Estadio Jalisco. En la vuelta, las Chivas sorprenden al derrotar 3 a 0 en el Azteca. Sin embargo, la bronca que se generó al final del partido fue lo que se recuerda de esa semifinal.

Edgardo Codesal, famoso árbitro del que en Argentina no tienen buenos recuerdos, hizo un mal trabajo arbitral. El partido fue ríspido desde los primeros compases y el silbante nunca puso orden. Al finalizar el partido, las cosas se salieron de control. Se desató una pelea en la que las bancas, tanto de Chivas como de América se vaciaron. El Rebaño, que había dado la vuelta al marcador al vencer 3 – 0, terminó con medio equipo suspendido para la final. El América, esperaría la oportunidad para vengarse.

1986-1987: La madre de todas la broncas

La bronca más recordada entre Chivas y América fue en la temporada 1986-1987. El 17 de agosto de 1986, en el Estadio Jalisco, el América ganaba el partido 1-0 con gol de Eduardo Bacas. Tras una peligrosa llegada, al minuto ’72, Bacas no deja despejar al portero Ledesma. Fernando Quirarte empuja a Bacas y a partir de ahí se desató una batalla campal, que es recordada por la patada voladora que Alfredo Tena le propinó al propio Quirarte.

El desenlace de tan bochornoso espectáculo fue la expulsión de los 22 jugadores y la suspensión del partido. “La pelea fue porque ya había un pique entre Quirarte y yo porque en el Mundial que fue en México y, en el último interescuadras que hicimos con la Selección, Fernando me hace una entrada artera, donde incluso se para el interescuadras y yo me quedé con eso”, recordó Carlos Hermosillo.

La directiva del América y Miguel Herrera ya no quieren a Lainez

Verano 1999: Cuauhtémoc vs Robles

Chivas, América, Broncas, Clásico

(Imagen: YouTube)

Las Chivas se impusieron 1-0 en el Estadio Azteca con gol de Héctor del Ángel. Todo iba bien hasta que Cuauhtémoc Blanco (¿quién más si no?) tiró un puñetazo a Felipe de Jesús Robles. Robles respondió con un puntapié a las partes nobles del Cuau, al que se le salieron las lágrimas.

Apertura 2003: Blanco vs García

Las Chivas ganaron 2 a 1 al América. Pero la bronca se desató cuando Alonso Sandoval, mejor conocido como El Negro, se puso a hacer bicicletas pegado a la banda. Esto desesperó a Gringo Castro, quien le tiró una patada. Esto provocó una bronca, con, sí adivinaron, Cuauhtémoc Blanco como protagonista enfrentándose con Johnny García.