¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Razones del nuevo fracaso de las Chivas

Chivas consumó otro fracaso más. No calificaron a la liguilla del Apertura 2018 y llegarán con dudas al Mundial de Clubes
Alina Escobedo

Chivas ha consumado un nuevo fracaso. Por tercer torneo consecutivo, el Rebaño no pudo calificarse a la liguilla. Estuvieron con vida hasta la jornada 16 del Apertura 2018 de la Liga MX, pero finalmente se hizo oficial su eliminación. ¿Por qué este nuevo descalabro? Aquí te dejamos las razones.

Desastre directivo

Francisco Gabriel de Anda llegó a Chivas en marzo de 2018. La idea era que fungiera como director deportivo y así restarle importancia a la figura de Matías Almeyda, el entonces entrenador. En lo que Almeyda negociaba su salida del equipo, De Anda fue al draft a buscar refuerzos para armar al equipo que disputaría este Apertura 2018.

(Imagen: Getty)

El estratega argentino dejó a Chivas a principios de junio y De Anda hizo lo propio días después. El director deportivo que planeó el equipo ni siquiera estuvo para el arranque del mismo, heredando una plantilla que no diseñó José Saturnino Cardozo, quien tuvo que trabajar con lo que había disponible.

Poca aportación de los refuerzos

Para este torneo Apertura 2018, llegaron Raúl Gudiño, Josecarlos Van Rankin, Miguel Ponce, Mario De Luna, Alejandro Zendejas y Ángel Sepúlveda. De todos ellos, sólo Gudiño y Van Rankin cumplieron o sobrepasaron las expectativas. Los demás apenas tuvieron participación y casi no fueron tomados en cuenta por Cardozo.

Ángel Sepúlveda (Imagen: Getty)

El caso de Sepúlveda es llamativo, porque ante la dificultad que tuvieron delanteros de Chivas para hacer gol, el exjugador de Morelia podría haber sido una opción interesante. No obstante, pasó dos meses para que disputará un partido. Caso parecido los de Zendejas, Ponce y De Luna, que por diversas razones, no terminaron de contar para el entrenador paraguayo.

Plantilla corta

A pesar de la llegada de seis refuerzos, el equipo perdió a jugadores como Rodolfo CotaRodolfo Pizarro y Oswaldo Alanís. Con el Mundial de Clubes en puerta, se esperaba que la directiva de Chivas hiciera el esfuerzo para tener una plantilla más competitiva y profunda. Sin embargo, eso no pasó. Pedieron calidad y se notó la falta de jugadores experimentados y de nivel durante todo el torneo de liga.

Jugadores intermitentes

Alan Pulido (Imagen: Getty)

En una plantilla tan corta, se espera que los jugadores señalados para ser los referentes, den un paso al frente y sean los que sostengan al equipo. En Chivas eso no paso. Ni Alan Pulido, ni Chofis López, ni Carlos Salcido, ni Ángel Zaldívar tuvieron el nivel que se esperaba de ellos. Esto se reflejó en la pobre cosecha de puntos del Rebaño, que por tercera vez consecutiva, se perderá de la Fiesta Grande del Futbol Mexicano.

Chivas quiso, pero nunca pudo

Todo lo anterior se reflejó en un juego que en momentos fue bueno, no obstante no les alcanzó nunca. Fueron sólidos en los primeros tiempos pero incapaces de sostener el ritmo en las segundas mitades. Mucho menos capaces de mantener las ventajas. Y los resultados ahí están: 20 puntos que no alcanzaron para avanzar más en el torneo.

Chivas ahora está obligado a hacer un papel digno en el Mundial de Clubes 2018,  de lo contrario habrá sido un semestre para el olvido.