Chivas mejora y tiene estabilidad, pero falta lo más importante: el título

Cuando un equipo grande está mal en el torneo, las críticas le llegan a montones. Cruz Azul y América lo saben perfectamente en el Clausura 2017. Sin embargo, cuando llegan...

Cuando un equipo grande está mal en el torneo, las críticas le llegan a montones. Cruz Azul y América lo saben perfectamente en el Clausura 2017. Sin embargo, cuando llegan los momentos de brillantez y de buen juego también se debe reconocer el esfuerzo y las bases de un proyecto, en este caso como lo ha hecho Jorge Vergara y Matías Almeyda con Chivas.

En un momento en que la regla 10/8 sigue sin convencer en el futbol azteca, un club con puros mexicanos levanta la mano para decirse líder absoluto general, pero este resultado no es por arte de magia y mucho se le debe a la estabilidad, continuidad y progresión que se ha tenido con Almeyda.

Si hacemos memoria, el argentino tomó a los rojiblancos en una situación complicada e incluso con problemas de descenso, primer lugar de donde los alejó. Después le dio un sello y los llevó a la regularidad, para que hoy estén en lo más alto de la tabla (Clausura 2017), por encima de equipos con varios extranjeros en sus plantillas como Tijuana y Monterrey.

Durante este buen paso, contrataciones como de Alan Pulido comienzan a dar frutos y  ha encontrado su mejor estado en las últimas semanas en las que ha sido decisivo frente a la portería. De igual manera, Eduardo “La Chofis” López a logrado sobresalir y lo han sabido llevar para que se convierta en una pieza cada vez más importante en el esquema de Chivas. Su gol contra Juárez en los cuartos de final de la Copa MX lo demuestra.

Al Guadalajara sólo le queda una cosa por hacer y es la más complicada: ganar el título. Pese a tener una gran campaña, si no levantan el trofeo el liderato será un bonito recuerdo, pero inservible al final de todo. Además, ser un club grande y la más de una década que tiene sin ser el mejor de México, obliga a conquistar el tan ansiado campeonato. Veremos si Almeyda y su equipo tienen la capacidad de seguir superándose.

Publicidad