Chivas cambió su escudo por inclusión

Los polémicos cambios que ha tenido la indumentaria y el escudo de Chivas han generado polémica, pero esta ocasión es por inclusión.

El futbol, antes de ser un negocio, era un simple pasatiempo. La pelota rodaba después del impacto de una pierna que pertenecía a un ser que impulsado por el deseo de ganar le ordenaba a su cerebro que asestara la esfera de cuero para conseguir un gol.

Ahora todas esas acciones están impulsadas por billetes y cuentas bancarias con números imposibles de leer. Pero en el tiempo en el que la pasión era sustento, cuando se respetaban los colores de las playeras y la única marca era el escudo. En los ochenta, sobre todo, eran insignias grandes en el centro del pecho. El escudo con el que se enfrentaban las batallas de 90 minutos.

Eduardo Galeano sentenció en El futbol a sol y sombra: “La historia del futbol es un triste viaje del placer al deber. A medida que el deporte se ha hecho industria, ha ido desterrando la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí”.

Y justo esa transformación podemos encontrarla en uno de los equipos más importantes de México, las Chivas Rayadas del Guadalajara. En 2002, cuando Jorge Vergara gastó 260 millones de dólares y adquirió a los Rojiblancos comenzó una era que ha estado definida por irregularidades tanto deportivas como económicas.

El empresario que hizo su fortuna mediante Omnilife quiso “revolucionar” el balompié mexicano a través de su nuevo juguete. A su llegada le quitó las marcas al jersey y le colocó el escudo justo en medio del pecho. Por supuesto que la acción enamoró a los aficionados y Chivas recobró popularidad. Enseguida vinieron los polémicos desplegados, volvió el desencanto.

En el Apertura 2009 vino una de las decisiones que más crisparon a los aficionados: la modificación del escudo. “El cambio del escudo significa la evolución de Chivas y el éxito que hemos tenido. A mí me encantó el nuevo uniforme, todos me gustaron, el de las mujeres y volvimos a las rayas modernizadas”, declaró el flamante dueño.

El escudo de Chivas, como lo conocemos hasta ahora, se creó en la campaña 1923-1924 y se utilizó como inspiración el blasón de Guadalajara, la ciudad. Mucha historia para decidir acabar con ella por un tema de “innovación”.

Al final el flamante dueño se arrepintió y respetó los reclamos de la afición: “En Chivas sabemos reconocer, la afición opinó, la mayoría dijo que regresáramos y a pesar del costo que esto significa, porque representa mucho dinero el regresar al escudo anterior, ya que todos los artículos y la ropa tenían el nuevo, tuvimos que recambiar todo, pero la verdad es que vale la pena, porque a final de cuentas Chivas se debe a su afición”.

Años después José Luis Higuera, hoy director general del equipo, lanzó una encuesta en Twitter en la que preguntaba si se debían eliminar las estrellas del escudo, como los equipos grandes de Europa.

Por supuesto que la respuesta fue negativa. Pero casi un año después de aquella pregunta, sin consultar a la afición, se tomó la decisión de eliminar los campeonatos hechos estrellas en el escudo del equipo. El cambio se realizó en las redes sociales y la última imagen de la “vieja insignia” fue del partido que los Rojiblancos disputaron en contra del Necaxa el pasado martes.

El cambio vino el día de hoy cuando Chivas lanzó su campaña “Guadalajara es de Chivas“. Aunque aún no aparece un comunicado oficial, Récord adelantó que se trata de un gesto de inclusión con el equipo femenil y así demostrar que Chivas es uno solo y no hay divisiones entre escuadra femenil y varonil.

La historia de Chivas seguirá creciendo pero al parecer de hoy en adelante solo se presumirá en las vitrinas y no en la indumentaria.

Publicidad