Algunas estadísticas dicen que Chivas no es el peor del torneo

El fin de semana tendremos el partido más esperado de la fase regular: el Clásico Nacional que enfrenta a los dos equipos de la Liga MX con mayor popularidad, Chivas...

El fin de semana tendremos el partido más esperado de la fase regular: el Clásico Nacional que enfrenta a los dos equipos de la Liga MX con mayor popularidad, Chivas y América.

Las Águilas marchan en el primer lugar de la tabla del torneo Clausura 2018. Presumen la cima con 17 puntos y una racha invicta de nueve partidos, mientras que el Rebaño está penúltimo, solo por arriba de Atlas, y con siete puntos.

Lee más: Chivas, un equipo grande con afición de personalidad múltiple.

La disparidad no termina con el puntaje, también se transporta a otros rubros. En realidad, estos otros, tienen como consecuencia el puntaje.

De nueve partidos disputados, Chivas ha ganado uno, empatado cuatro y perdido otros cuatro. Los Azulcrema han triunfado en cuatro ocasiones, igualado en cinco y son el único equipo de la Liga que no ha conocido la derrota.

Los siguientes datos parecen apabullantes y los confirma la posición en la tabla. En la semana nos hemos cansado de decir que las estadísticas no juegan este tipo de partidos, pero la tabla es contundente y pensamos que todos los otros recuentos que hace la Liga favorecerían al equipo capitalino. Pero no fue así.

La materia prima del futbol es el gol, eso no es un secreto, pero ¿qué se necesita para llegar a la portería contraria? Pases. Completar envíos. América, según las estadísticas actualizadas hasta el día de hoy por la Liga MX, tiene un total de 3176 aciertos contra 3525 del cuadro rojiblanco. Por ende el Rebaño ha tocado más veces el balón (5323) que su odiado rival (4867).

Los recientes días y las malas actuaciones del equipo más querido de México —según consulta Mitofsky— han hecho que sus aficionados defiendan a las Chivas con un argumento que es muy mexicano, pero no otorga resultados positivos: “Juegan bien pero no sé qué les pasa”. Una clara transformación de “jugamos como nunca y perdimos como siempre. El ADN del mexicano tiene esa cualidad, sacar lo positivo de cualquier circunstancia. ¡Cualquiera!

Si los aficionados del Guadalajara quieren curarse en salud de la posible derrota del próximo sábado lo podrían hacer con una “medicina” infalible, las estadísticas. Chivas registra la segunda mejor posesión de balón en el Clausura 2018 con 29.6 minutos por partido, solo detrás de los Tigres que tienen la primera posición con 30 minutos; mientras que el América registra 27.6 minutos.

Estadísticas de posesión Liga MX.

La posesión del balón durante la etapa de Matías Almeyda como director técnico ha tenido como bandera eso, que las Chivas se adueñen de la pelota pero no han tenido un killer que capitalice el trato que el equipo del Pelado le da al balón. Las oportunidades no han faltado, Chivas ha rematado a portería 53 veces, cinco veces más que América.

El Rebaño ha realizado un trabajo físico superior al de muchos equipos en el torneo, incluido el superlíder. Para jugar al futbol se necesita correr y las Chivas sí que lo han hecho: han recorrido 951.6 kilómetros en lo que va del torneo, 120 más que su rival del próximo sábado (831.8). Los jugadores rojiblancos se han empleado a máximo en cada juego y han peleado cada pelota como si fuera la única y su esfuerzo los ha colocado como el equipo que más sprints ha realizado durante el Clausura 2018 (2570).

Si el esfuerzo físico asegurara triunfos, Chivas marcharía en un mejor lugar dentro de la tabla. El equipo del Pelado tiene claro que esforzarse los llevará, eventualmente, a conseguir resultados. En comparación, al América lo ha caracterizado la contundencia, aunque habría que decir que no es un equipo espectacular, el mismo torneo no ha sido espectacular.

Desempeño físico Clausura 2018.

Si, Chivas en las estadísticas está goleando al América, pero a la hora de marcar, el Rebaño ha dejado mucho que desear. Incluso, Alan Pulido, quien tiene la tarea de marcar, ha declaro que el equipo la trae volteada: “El rival nos llega una vez y nos convierte, y nosotros tenemos opciones claras, penales y no podemos concretar”.

El partido del sábado es uno de los clásicos más “disparejos” de los recientes años, pero es verdad que Chivas podría comenzar a justificar las estadísticas de posesión y secar la pólvora que lleva 9 jornadas mojada.

 

Publicidad