“Chicharito” y una cita con la historia; Estados Unidos, el rival perfecto

Javier Hernández tiene un número grabado en la cabeza: 46. Esa es la cifra que “Chicharito” necesita para alcanzar al nuevo inducido en el Salón de la Fama del futbol mundial,...

Javier Hernández tiene un número grabado en la cabeza: 46. Esa es la cifra que “Chicharito” necesita para alcanzar al nuevo inducido en el Salón de la Fama del futbol mundial, Jared Borgetti, y convertirse en el máximo goleador de la Selección Mexicana.

La tarea para Hernández no luce sencilla por dos motivos que lo rodean en estos momentos. El primero es su sequía de anotaciones con el Bayer Leverkusen. Javier no ve las redes desde el primero de octubre, cuando se “destapó” con tres goles ante el Mainz.

Desde esa fecha, el tapatío no ha vuelto a marcar, sumando ya siete partidos en total, cuatro de Bundesliga, dos más en Champions League y el otro en la Copa alemana.

Otro factor a considerar, que puede afectar a “Chicharito” para no marcar frente a Estados Unidos, es la historia reciente de México en Columbus. Además de ser una plaza complicada, se debe tener en cuenta que los últimos cuatro encuentros de los aztecas, en el suelo de Ohio, tuvieron el mismo resultado: 2-0, a favor de los locales.

Y es que no sólo se ha significado perder, el dato preocupante es que la Selección Mexicana no ha podido horadar la puerta estadounidense en el Mapfre Stadium, por lo que Hernández podría seguir con la misma suerte.

El último gol del “Chicharito” con la camiseta verde fue hace justo cinco meses, contra Jamaica, en la Copa América Centenario. Después se fue en blanco contra Venezuela, Chile (en el 7-0), Honduras y El Salvador; también se perdió los encuentros amistosos contra Nueva Zelanda y Panamá (no fue convocado).

La esperanza que puede iluminar al delantero del Leverkusen radica en el último enfrentamiento contra Estados Unidos, cuando el “Tri” obtuvo el pase a la Copa Confederaciones del 2017 con un 3-2 y en dónde él marco el primero de los goles.

Javier ha disputado 87 encuentros con la Selección Mexicana y ha anotado 45 ocasiones. El próximo viernes podría tener una cita con la historia (frente el rival perfecto) para empatar a Borgetti, romper su sequía goleadora de las últimas semanas y, tal vez, derribar la “maldición” en Columbus.

La mesa está puesta para Javier Hernández, ¿la aprovechará?

Publicidad