Chelis sabe bien cómo apostar por los “muertos” del futbol

José Luis Sánchez Solá, el Chelis, se ha ganado un lugar como uno de los entrenadores más queridos por la afición y populares en nuestro futbol, sin importar a qué...

José Luis Sánchez Solá, el Chelis, se ha ganado un lugar como uno de los entrenadores más queridos por la afición y populares en nuestro futbol, sin importar a qué equipo dirija.

Además de su carisma, el famoso Chelis se ha hecho famoso por su buen ojo para los jugadores que se encuentran en el ocaso de su carrera o en el olvido y darles un nuevo aire.

Ahora en su nueva aventura en el Las Vegas Lights de la United Soccer League (ULS), algo así como la segunda división de los Estados Unidos por debajo de la Major League Soccer (MLS), el poblano ha llamado a elementos rechazados por algunos equipos y que se encontraban al borde del retiro, incluso sacándolos del mismo.

Hoy Joel Huiqui y Gerardo Lugo se unen las filas de Las Vegas FC, junto a Marcelo Alatorre y Juan Carlos García Rulfo, como los elementos que comandarán al equipo en su primera aventura en el futbol.

Joel Huiqui tuvo su última participación en el Ascenso MX con los Potros UAEM y Gerardo Lugo con los Gallos Blancos de Querétaro, ambos son futbolistas que si bien dejaron sus mejores días (a pesar de su edad de 34 y 33 años) aún tienen mucho que ofrecer a un nivel muy competitivo y qué mejor que teniendo un salario en dólares en la ciudad del pecado.


Aún es pronto para saber si el Chelis les sacará jugo a estas piezas que comenzaban a oxidarse, pero el pasado nos demuestra que sabe cómo aprovechar las fortalezas de estos jugadores rezagados.

“Este es un claro ejemplo de la injusticia que existe en nuestro sistema de transferencias en México: ambos están en la cima de sus carreras, ambos fueron jugadores clave para Monarcas Morelia y Cruz Azul”, fue lo que declaró Sánchez Solá en la presentación de sus jugadores.

Recordemos el Puebla del Clausura 2009, ese equipo repleto de nombres que muchos daban como medianos y logró ponerse de moda y alcanzar las semifinales del torneo con una de las plantillas más baratas de la Liga MX. Así nacieron los “Chelis Boys”.

En ese equipo estaban hombres como Daniel Osorno, a quien muchos daban como perdido del balompié y regresó para ser clave en el funcionar de este equipo (lo que le dio la oportunidad de vestir nuevamente la playera de sus amores, la del Atlas).

Duilio Davino fue otro jugador al que el Chelis le sacó mucho provecho a pesar de que muchos decían que sus mejores años ya habían pasado con el América.

Así, podemos decir que Alvaro Ortiz, Alejandro “Mostro” Álvarez, Walter Vilchez, Cherokee Pérez y el Bola González son de esos afortunados a los que la varita mágica de Sánchez Solá los tocó.

La aventura ahora se llama Las Vegas y tiene al mejor apostador en la historia del futbol mexicano, ese de las manos milagrosas y que con un par de 2 puede vencer a cualquiera. Hay que ir All In con Chelis.