Anotó hat-trick, se llevó el balón y lo multaron

No hay mayor emoción en un partido de futbol que el grito de gol. Los jugadores que lo logran alcanzan la cima de la alegría; por unos segundos están en...

No hay mayor emoción en un partido de futbol que el grito de gol. Los jugadores que lo logran alcanzan la cima de la alegría; por unos segundos están en la cima del mundo.

Esa sensación la tuvo el jugador panameño César “Bombo” Medina quien el fin de semana pasado, en la Jornada 5 de la Liga Panameña de Futbol, hizo un hat-trick. Su equipo, el Alianza recibió al al Tauro, y Medina se despachó con 3 tantos.

La hazaña la logró a partir del minuto 74 donde marcó el 1-3; después, al 87’, metió el 2-3; y la cumbre de su momento llegó al 90’ cuando igualó los cartones para dejarlos 3-3.

Obviamente, el Bombo quiso llevarse el balón del encuentro a su casa, como cualquier jugador en el mundo lo haría. Lo que no esperaba era que la Comisión de Competencia de la FEPAFUT lo sancionara con una multa económica por llevarse la pelota.

Además, por si fuera poco, los goles de César no serán contabilizados debido a que el Tauro utilizó una alineación indebida y el reglamento reza que todos los goles del encuentro serán anulados y si el partido termina en empate se le dará al triunfo al equipo que enfrentó al infractor por un marcador de 3-0. Por supuesto sin autoría de los goles.

No cabe duda, la Liga Panameña es una excentricidad.

Publicidad