Carlos Tévez se habría lesionado ¡en la cárcel!

De los recientes años no hay un jugador —en activo— más bostero que Carlos Tévez. El Apache no ha jugado en ningún otro club de Argentina y siempre ha declarado...

De los recientes años no hay un jugador —en activo— más bostero que Carlos Tévez. El Apache no ha jugado en ningún otro club de Argentina y siempre ha declarado que Boca Juniors es el club de sus amores.

Carlitos debutó en la Primera División Argentina a los 17 años, lo hizo con los Xeneizes, más tarde emigró al futbol brasileño con el Corinthians; luego Inglaterra con el West Ham, Manchester United y Manchester City; Italia con Juventus; de vuelta a Argentina con Boca; partida millonaria a China con el Shanghái Shenhua y luego de un polémico año, la vuelta a la querencia para, aparentemente, retirarse con el club de sus amores y el número 32, porque el 10, dice Tévez, es de Maradona y Riquelme.

Lee más: Boca y Borges tienen más similitudes de las que creemos.

Su vuelta a Argentina no ha sido lo que se esperaba, las lesiones no lo han dejado y la nueva dolencia ha desatado polémica y enojo dentro de la directiva azul y oro: nadie sabe en dónde ni cómo se lastimó el Apache.

“Distensión de grado 2 en el sóleo izquierdo”, fue el diagnóstico. Carlos estará fuera de las canchas tres semanas, motivo por el que se perderá partidos importantes para el club argentino tanto de la Liga local como de la Libertadores. El “jugador del pueblo”, como muchos lo conocen, habría dicho que su lesión fue a su regreso, después de dos días de descanso, en el gimnasio del club; luego trascendió que se lastimó jugando golf y la opción más fresca es que fue en la cárcel.

Carlos Tévez jugando golf.

El hermano de Tévez, Juan Alberto Martínez, fue condenado el pasado 11 de septiembre de 2010 a 16 años de prisión por haber intentando robar una camioneta de valores en Córdoba, Argentina. Por este motivo, ha trascendido que el Apache recién ingresó al Penal de Bouwer a jugar una cascarita con los presos y, por supuesto, con su hermano. Aunque no hay fotos del evento, diarios como el Clarín, han publicado que según testigos “el partido duró unos 20 minutos y no tuvo nada de amistoso: las patadas mandaron y no hubo piedad para las costosas piernas de Carlitos”.

Podría ser o no verdad la cascarita en la cárcel, pero lo que realmente preocupa es que un club como Boca Juniors, siendo uno de los más grandes de América Latina, no tenga claro como es que su jugador insignia se lastimó. Al parecer la vuelta de Tévez no ha sido lo mejor para los Xeneizes, ahora entendemos porque no lo recibieron con la euforia con la que hubiéramos imaginado.

Publicidad