Carlo Ancelotti, los primeros clásicos de liga no son para él

Este día vamos a hablar de un director técnico de talla internacional y que, en cualquier equipo donde se para, gana algo, Carlo Ancelotti. Como todo entrenador siempre ha tenido sus...

Este día vamos a hablar de un director técnico de talla internacional y que, en cualquier equipo donde se para, gana algo, Carlo Ancelotti. Como todo entrenador siempre ha tenido sus buenos y malos momentos, sin embargo, el italiano tiene una pequeña constante que lo ha perseguido durante su carrera: no es bueno para las primeras veces.

Este sábado, el Bayern Munich se enfrento al Borussia Dortmund, en el clásico alemán por excelencia. Gracias a Pierre-Emerick Aubameyaung, el equipo de Thomas Tuchel venció al de “Carletto” y eso significó seguir con esa racha negativa en los primeros encuentros (de liga) donde ha estado y aquí las pruebas:

En su primer superclásico español, el italiano llegó, como siempre, con la encomienda de ganarle al acérrimo rival, el Barcelona. Sin embargo, el cuadro blanco se vio sorprendido con un 2-1 a favor del equipo dirigido por el argentino debutante, Gerardo Martino. (También perdió el siguiente juego contra los culés)

Otro juego crucial en la temporada debut (2013-2014) del italiano fue contra el Atlético. En su primer enfrentamiento, el Real no pudo superar a los del “Cholo“, perdiendo así los dos partidos más relevantes en la vuelta inicial del campeonato ibérico.

Sin embargo, esa “malaria” que tiene Carlo no es nueva, pues cuando tomó las riendas de la Juventus, en la temporada 98-99, tampoco fue capaz de hacerse con la victoria cuando enfrentó al Milan, en uno de los juegos importantes en Italia. En aquel lejano 1998, la “Vecchia Signora” terminó cediendo 2-0 ante la escuadra rojinegra.

Pese a ser respetado por sus colegas y jugadores, es claro que Carlo Ancelotti tiene un “problema” en cuanto a derbis se refiere, pues (al menos en los primeros) no siempre ha sido capaz de sacar un buen resultado. Y así como fue en España, Italia e Inglaterra,(perdió un derbi londinense contra el Tottenham) volvió a suceder ahora en Alemania.

Sí, quizá sea un dato que en el momento poco se valorice, pero a la larga ha terminado por costarle caro, pues en Madrid y Turín no conquistó la liga esa temporada (ni en toda su estancia) y hoy, en el campeonato teutón, la derrota contra el Dortmund le ha valido perder el liderato general de la competencia, el cual fue tomado por el Leipzig.

¿Será capaz de recomponer el camino y terminar azando el trofeo que lo acredite como campeón? Aún falta mucho tiempo.

 

 

Publicidad