La candidatura para el Mundial de 2026 compuesta por Canadá, Estados Unidos y México va tomando más forma al paso de los meses y a través de un comunicado de prensa se ha confirmado que 44 ciudades (donde se localizan 49 estadios) pelearán por ser una de las sedes.

El Comité de la Candidatura Conjunta envió “Solicitudes de Propuesta” a las respectivas ciudades para que declaren su interés por albergar la Copa del Mundo de 2026. El cinco de septiembre de 2017 es la fecha límite para que cada una de los posibles sedes envíe su solicitud de interés.

Las 44 ciudades están repartidas entre los tres países, siendo Estados Unidos el más dominante con 34 (37 estadios). Canadá tiene siete opciones (nueve estadios) y México tres.

Por el país azteca fueron la Ciudad de México (Estadio Azteca), Guadalajara (Estadio Chivas) y Nuevo León (Estadio Rayados) las metrópolis elegidas para posibles sedes.

A finales de septiembre se tiene prevista una reducción de ciudades y las que se mantengan prepararán una candidatura final que debe estar lista a inicios de enero del 2018.

“El Comité de la Candidatura planea incluir entre 20 y 25 sedes en su propuesta final a la FIFA. En caso de ser elegidos para la realización de la Copa Mundial 2026, se considerarán en última instancia por lo menos 12 ciudades como Sedes Oficiales”, mencionaba el comunicado.

Las ciudades que no sean elegidas para albergar partidos podrán ser consideradas para ser ser sedes de concentración o el sorteo.

Todos los estadios elegidos mundialistas deben tener un aforo al menos para 40 mil personas. Si quieren ser considerados para el partido inaugural o final, el cupo debe ser de mínimo 80 mil. Es decir, de los tres inmuebles posibles que tiene México, solo el Azteca podría recibir el primer o último partido de la justa mundialista.