La campaña de Fidel Kuri es para romper todos los reglamentos

Existe un dicho que dice “las reglas se hicieron para romperse”, ese ha sido el estandarte del hombre más problemático del futbol mexicano. Fidel Kuri, dueño del equipo de futbol...

Existe un dicho que dice “las reglas se hicieron para romperse”, ese ha sido el estandarte del hombre más problemático del futbol mexicano. Fidel Kuri, dueño del equipo de futbol de Veracruz, se ha encargado de infringir reglamentos a diestra y siniestra. Ante ello la Federación Mexicana de Futbol es convaleciente, pasiva y lo ha castigado, pero nunca le ha puesto una sanción ejemplar.

Los últimos dos años de Fidel Kuri han sido de problemas: agrede a representantes del futbol, viola el reglamento, insulta periodistas y el estadio donde juega su equipo ya fue vetado por violencia. Ahora y bajo estos antecedentes se convierte en el candidato de la coalición PRI-PV para contender por la presidencia municipal de Veracruz, pero ese no es el tema, el problema es que para su campaña utiliza a su equipo de futbol, algo prohibido por la FMF.

“Independientemente de la ideología de las personas y del respeto que se les debe otorgar, todo el que esté sujeto a la aplicación de este Código de Ética deberá mantener una posición neutral ante asuntos de carácter religioso y político”, indica el Código de Ética de la FMF.

Basta con visitar su cuenta de Twitter, el logotipo de su campaña es un tiburón que hace referencia al seudónimo de su equipo. Su frase es “Veracruz de Primera”, justo el eslogan que utilizó en su equipo para alentar a los aficionados para que apoyaran a los escualos en la lucha por no descender de la Liga MX.

 

No es la primera vez que lo hace, en su campaña para ser diputado de Orizaba ocupó a su equipo y finalmente ganó. Nada, absolutamente nada ha hecho la Federación ante la problemática. Kuri es alguien que le falta el respeto al futbol, a su afición, pero ellos con tal de tener futbol lo toleran y lo apoyan, no todo es culpa de él. Como dueño ya se dio cuenta de que los aficionados se prestan al negocio y sus pretensiones se ven favorecidas.

El futbol es el deporte más popular en nuestro país y Fidel Kuri se ha aprovechado de la pasón de los aficionados para que su negocio crezca y si gana ahora utilizará el dinero público para construir un nuevo estadio, de esta forma no rendirá cuentas a nadie y el negocio aumentará.

Por el momento los únicos que pueden para a este hombre son los aficionados, los habitantes de Veracruz. Es un hombre que ha aprovechado la pasión del aficionado para convertir al futbol en una necesidad en el puerto jarocho.

Publicidad