Bruce Lee es el padre de las artes marciales mixtas

Bruce Lee es mejor conocido por su legado fílmico; sin embargo, su filosofía vive a través de las peleas de artes marciales mixtas.

1959, Seattle, Estados Unidos. Un joven reservado llegó a las Puertas de la Universidad del Estado con muchos sueños en la cabeza, pero sobre todo con mucha disciplina. Por cuatro años este joven chino se sobrepuso a las desventajas de ser extranjero y demostró que en Hong Kong también hacen grandes estudiantes. Fue así como Bruce Lee concluyó la carrera de filosofía, la base que años después le sirvió para crear su propio arte marcial: Jeet Kune Do (JKD) o el arte de interceptar primero.

Desde Hong Kong, Bruce ya estudiaba Wing Chu, un estilo chino de Kung Fu, en el que era considerado por sus conocidos como el mejor peleador. Sin embargo, Lee estaba interesado en diferentes estilos de artes marciales y recibió mucha influencia de otro estilos chinos, así como del box occidental y el esgrima. Cuando llegó a Estados Unidos también entró en contacto con el judo, el jiu jitsu y la lucha libre; lo que le otorgó una perspectiva única sobre las disciplinas de defensa personal.

El “Guerrero Dragón” sentía, como viene descrito en su libro Tao of Jeet Kune Do, que las peleas reales eran impredecibles y que la mayoría de los estilos poseían patrones de muerte. Lee creía que los deportes de combate como el box y el judo eran practicados de forma más realista que los clásicos. ¿Por qué? Él explicaba que causaban impacto real y eran practicados con entrenamientos en vivo. Bruce también llegó a la conclusión de que las artes marciales eran universales y de que a menos que existiera una persona con tres extremidades, sólo existía un único estilo de pelea: el humano.

Así que Lee conceptualizó las artes marciales como un todo y se embarcó en un curso específico. En lugar de mezclar estilos, creó uno que nació de la idea del “no-estilo”, creando una armonía entre la física y la geometría. En cierto sentido, JKD es un arte marcial sin reglas que es practicado como un deporte de combate con impacto real y entrenamiento en vivo. Este acercamiento fue revolucionario en su tiempo y aún es raro encontrarse con las escuelas de artes marciales clásicas.

Aunque la familia Gracie logró traspasar el BJJ y el Vale Tudo en el mundo a través de la UFC, muchas comunidades de artes marciales ven la filosofía de Bruce Lee como el verdadero pilar para impulsar el movimiento de las artes marciales mixtas. Las superestrellas Frank Shamrock y Randy Couture lo consideran como “padre” de las MMA y el presidente de UFC, Dana White, ha llamado a Bruce “una  inspiración y el artista marcial original en América, quien entrenó como un peleador de MMA y enseñó sus enseñanzas al mundo mucho antes que la UFC fuera siquiera una idea”.  

El “Puños de Furia” es mejor conocido por su legado fílmico; sin embargo, su filosofía vive a través de un deporte que hoy goza del respeto y gusto de la gente, las MMA.

 

 

 

Por Axel Salas.

Publicidad