¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Sergey Kovalev, el rival del Canelo que mató a un boxeador

Sergey Kovalev venció a un rival que días después perdió la vida.
Redacción Los Pleyers
Kovalev tiene un récord de 34-3-1 (Foto: Getty)

La principal característica del boxeo es clara a la vista: es un deporte de contacto. Cuando a un ring se suben dos personas con los guantes puestos cualquier cosa puede pasar, incluso perder la vida. Esto último lo sabe a la perfección Sergey Kovalev -rival del Canelo Álvarez-, quien terminó matando a un hombre producto de los golpes que le dio durante un combate.

Te recomendamos: Canelo Álvarez, mexicano exitoso en el boxeo y en los negocios

Para poder encontrar este negro capítulo en la historia del pugilismo, y una de las experiencias más fuertes para Kovalev, hay que ir al pasado, específicamente al 5 de mayo de 2011. En la ciudad de Ekaterimburgo, en sus inicios profesionales, Sergey se subió al cuadrilátero para cumplir con su compromiso con su compatriota, el ruso Roman Simakov.

Como era de esperarse en una batalla de peso semicompleto, los fuertes golpes estuvieron a la orden del día; sin embargo, los que llegaron al objetivo de manera más contundente fueron los de Sergey, principalmente en el rostro y en la zona blanda de su contrincante.

No fue hasta el sexto round cuando la pelea se quebró por completo. Kovalev golpeó manera importante a Simakov y lo mandó a la lona. En ese momento el referí comenzó el conteo, Roman se paró y continúo el combate, pero el daño estaba hecho.

Simakov salió al ring para el séptimo asalto, pero de nueva cuenta fue castigado por Sergey, por lo que el tercero arriba del cuadrilátero decidió parar la pelea, decretando el triunfo de Kovalev para alzar el cinturón semipesado del Consejo Asiático del Boxeo. Roman tuvo que salir sobre una camilla improvisada.

Al término de la pelea pocos hubieran previsto lo que sucedería después, ya que Simakov fue trasladado de urgencia al hospital por el daño que recibió y poco tiempo después entró en estado de coma.

Los intentos por salvarle la vida a Simakov fueron insuficientes y tres días después del combate murió, producto de los golpes recibidos. Desde ese momento, Sergey ha dado pocas declaraciones de lo sucedido. Algunos medios reportan que se disculpó con la familia de Roman y los apoyó económicamente, además de que cada pelea es en su honor.

Pese al incidente, Kovalev no cambió su forma de pelear y es reconocido por el poder de sus puños, mismo que ahora deberá enfrentar el Canelo Álvarez en la búsqueda del campeonato.