Irán es un país con grandes contrastes para las mujeres. Mientras que los titulares de este domingo giraban en torno a Vida Movahed, mujer que se quitó el hiyab (velo que cubre la cabeza y el pecho de las musulmanas) en público y ahora deberá cumplir un año de cárcel como castigo a este delito; el deporte amaneció con una buena noticia.

A pesar de todas las restricciones que las féminas tienen en aquella nación ultraconservadora, Sadaf Khadem puede presumir haber sido la primera mujer iraní en disputar y además ganar una pelea oficial.

La fotógrafa iraní que desafía las restricciones del futbol

El combate se llevó a cabo en Francia contra Anne Chauvin este sábado. Se había acordado que la lucha se dividiría en tres rounds de dos minutos cada uno, los cuales se llevó por unanimidad Khadem, quien además es profesora de fitness.

“He ganado por las mujeres y tengo que ser fuerte siempre para ganar por las mujeres. Dedico esta victoria a todos los hombres y mujeres que han dado su vida por mi país, un millón de muertos. Las mujeres pueden franquear montañas si quieren”, declaró al finalizar la histórica pelea.

Su entrenador es Mahyar Monshipour, excampeón del mundo franco-iraní que no dejó de apoyarla en todo momento. Luego de que en aquel país se tienen grandes restricciones para las mujeres en el box, el exatleta se dedicó a organizar la pelea fuera de Irán.

Otra cuestión que también influyó para que se realizara la pelea fue que el Comité Olímpico Internacional (COI) ya había amenazado a la nación con no permitirles asistir a los Juegos Olímpicos a sus representativos masculinos si las federaciones seguían sin permitir a las chicas participar en diferentes disciplinas.

A pesar del miedo a los juicios o posibles actos en venganza o discriminación, su familia no ha dejado de apoyar a Sadaf, quien les agradeció ser su sutento en todo momento.

“Mis padres estaban preocupados cuando comencé a boxear, pero vieron que me encantaba, así que ahora me están apoyando. Ahora estoy avanzando”, confesó la atleta.

Con tan solo 24 años, Sadaf Khadem no está dispuesta a descansar en su lucha por los derechos de la mujer en el deporte.

“Todos tienen momentos difíciles en sus vidas. En todos los países es difícil hacer algunas cosas. Usted tiene que superar los obstáculos”, señaló.