Boxeador excampeón del mundo golpea y amenaza de muerte a una mujer

El boxeador y excampeón del mundo Jermain Taylor ha vuelto a protagonizar un escándalo de violencia después de una amenaza de muerte a mujer.

La violencia y el deporte son dos actividades que se unen más de lo que muchos quisiéramos. Ya sea dentro o fuera del campo, agresiones impulsadas por una disciplina o por atletas son comunes, y a la lista se ha sumado (otra vez) el boxeador Jermain Taylor, quien parece no recomponer el camino.

Taylor, quien se diera a conocer mundialmente por ganar medalla de bronce para Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, protagonizó un nuevo escándalo violento el pasado miércoles, por el que terminó siendo arrestado por la policía de Arkansas.

Según lo informes de las autoridades, la policía recibió una llamada de aviso, por lo que se dirigió a la casa del peleador para después arrestarlo. Los cargos que se le imputan a Taylor son agresión doméstica en tercer grado y asalto agravado a una persona (femenino) de su familia.

De acuerdo a los datos, Jermain habría golpeado a la mujer en el rostro y después la amenazó de muerte, colocándole un cuchillo directamente en la garganta. El arresto provocó que el boxeador fuera llevado a la cárcel del Condado de Pulaski por los delitos mencionados, mismos que no le permiten pagar una fianza, por lo que deberá llevar su proceso tras las rejas por el momento.

Este capítulo de violencia no es el primero que Taylor protagoniza en los años recientes. En 2017 agredió otra mujer mordiéndola en el brazo y también la amenazó de muerte; en 2015 estuvo involucrado en posesión de drogas y armas; y en 2014 fue acusado de disparar y herir a un primo.

Jermain tiene 40 años y aún no se retira del boxeo, aunque ese paso parece más cerca después de cada crimen o problema que tiene con la justicia. Su momento más glorioso lo vivió en 2005, cuando pudo quitarle el cetro de peso medio a Bernard Hopkins, quien lo ostento por 12 años.

Ya veremos cómo termina por zafarse de esta nueva situación, si es que lo logra. O al final pisará la cárcel por más tiempo de lo que quisiera.

Publicidad