El boxeo corre peligro de ser expulsado en Tokio 2020

Una de los deportes más atractivos y con mayor arraigo en nuestro país podría quedarse fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a causa de los escándalos de corrupción...

Una de los deportes más atractivos y con mayor arraigo en nuestro país podría quedarse fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a causa de los escándalos de corrupción que han afectado a la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA).

Previo al arranque de los Juegos Olímpicos de Invierno en PyeongChang, Corea del Sur, esta misma semana, el Comité Olímpico Internacional se reunió para expresar su descontento y preocupación por las acusaciones hacia la AIBA.

Según reportó el diario británico The Guardian a través de información de altos directivos del organismo, algunas peleas que se llevaron a cabo en Río 2016 fueron amañadas, incluidas las que se disputaron las medallas, indicando que altos ejecutivos fueron los que designaron los puntajes en las tarjetas.

Varios elementos fueron suspendidos por la misma AIBA a finales de 2016 y el comité de investigación informó el año pasado que se encontraron una serie de problemas que afectaron las “mejores prácticas dentro de la competencia”.

Quién también fue señalado y suspendido fue el presidente del organizamo, el chino Wu Ching-Kou por “mala administración financiera” y negligencia en el puesto. Lamentablemente su reemplazo Gafur Rakhimov, resultó peor pues está involucrado en un escándalo de tráfico de heroína de Uzbekistán por los Estados Unidos, por lo que se congelaron sus cuentas.

“El COI se reserva el derecho de revisar la inclusión del boxeo en los programas de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y Tokio 2020… Excluyendo los que están en un nivel de trabajo necesario para implementar las respectivas decisiones del COI”, declaró Thomas Bach, presidente del Comité.

Así que a dos años de llevarse a cabo los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, es muy probable que el deporte de los guantes sea el gran ausente si no se arreglan la situación de Rakhimov, quien se mantiene en el puesto a pesar del escándalo.