Esta mañana se celebraron las elecciones para presidente de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA), donde el ganador resultó ser Gafur Rakhimov, quien estará a la cabeza de la organización hasta el 2022. Con este resultado se intensifican los rumores de la posible desaparición del boxeo en el programa de los Juegos Olímpicos  a celebrarse en 2020, debido a los problemas del líder con el Comité Olímpico Internacional (COI).

Boxeo, a nada de desaparecer de los Juegos Olímpicos

Las votaciones se celebraron en Moscú, Rusia, donde el uzbeko consiguió 86 votos de los 134, dejando fuera al exboxeador kazajo Serik Konakbayev.

El problema entre los dirigentes de ambas organizaciones radica en que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos tiene a Rakhimov en la lista de los criminales de Uzbekistán, además de culparlo por tener nexos con el tráfico de heroína. Sobre estas acusaciones, el nuevo líder del pugilismo las negó, según ABC Deportes.

“Nunca he estado implicado en organizaciones criminales internacionales. Son mentiras fabricadas por el régimen anterior en Uzbekistán porque querían que mis empresas las apoyaran financieramente, pero me negué. Además suministraron falsas acusaciones al Departamento Estadounidense del Tesoro para destruir mi actividad profesional. La presión continuó hasta que mi familia y yo nos vimos obligados a abandonar el país en 2010″, señaló.

De acuerdo a información de ESPN, para evitar que el boxeo desaparezca de los siguientes JJOO, el presidente electo de la AIBA pedirá una licencia para arreglar el problema con Estados Unidos y “el argentino Osvaldo Bisbal podría tomar el puesto interino mientras ello sucede”.

Boxeo, Desaparecer, Olímpicos Rakhimov, AIBA, COI

Gafur Rakhimov, nuevo presidente de la AIBA. (Imagen: Getty)

En su desesperación, a principios de octubre, el COI había pedido ayuda al Consejo Mundial de Boxeo (CMB) para que Gafur no continuara como líder de la AIBA, ya que antes de las elecciones se desempeñaba como presidente interino de la organización.

“Son tantos problemas de corrupción y escándalos que ha habido en el jueceo en las olimpiadas y tanto problema interino de AIBA, es básicamente un problema entre el COI y AIBA y nadie más, pero está en juego el futuro de millones de boxeadores en todo el mundo”, declaró en aquella ocasión Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, resaltando que la prioridad de toda acción será este deporte y los atletas.