Bibiana Candelas: la atleta olímpica mexicana que venció al cáncer

Bibiana Candelas ha sido de las mejores voleibolistas mexicanas y en su cumpleaños le rendimos un homenaje a su carrera y su vida

Una de las grandes exponentes del voleibol mexicano fue, sin duda, Bibiana Candelas. Primero en el voleibol de sala y luego en el de playa, Candelas puso en alto el nombre de México. Sin embargo, la batalla más dura de su vida la libro fuera de las canchas. En un partido a muerte contra el cáncer, Bibiana lo ganó con un saque de as en el último set.

Bibiana Candelas Ramírez nació en Torreón, Coahuila el 2 de diciembre de 1983. Es la cuarta hija de Juan Antonio Candelas Zermeño y Martha Ramírez Salas. Desde que su niñez, era muy alta para su edad. A su madre le interesaba que su hija se mantuviera en forma, por lo que la inscribió en el Centro de Talentos Deportivos de la Conade que funcionaba en el Gimnasio Torreón de la Unidad Deportiva. Ahí fue cuando Bibiana tuvo su primer contacto con el voleibol.

Se destacó de inmediato y fue parte fundamental del equipo representativo de Coahuila que ganó cinco Olimpiadas Nacionales de manera consecutiva. Su talento la llevó a ser convocada a la Selección Nacional de México en la categoría infantil. Cuando apenas tenía 13 años, pasó a formar parte de la Selección Mayor. Era una de las grandes promesas del voleibol nacional. Con su 1.96 m, se destacaba por su buen juego defensivo, sobre todo los bloqueos.

(Imagen: tec.mx)

A muy corta edad se fue a jugar voleibol de manera profesional en Puerto Rico. Lo hizo con las Leonas de Ponce y estuvo una temporada con ellas antes de decidir continuar su carrera y sus estudios en la Universidad del Sur de California o USC. Con las Trojans, consiguió dos títulos nacionales de la NCAA —uno de ellos invicto— y fue tomada en cuenta para el primer equipo All America. Es decir, fue considerada entre las mejores jugadoras de todos los Estados Unidos.

Bibiana continuó atendiendo las convocatorias de la Selección de México. Consiguió una medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 2002. Sin embargo, el gran sueño de Candelas era representar a su país en unos Juegos Olímpicos. Para ello, declinó una oferta para jugar en la Liga Italiana  y aventurarse en el voleibol de playa.

En 2006 formó una dupla con Mayra García. Empezaron desde cero y lucharon contra todo, incluso la propia Federación Mexicana de Voleibol porque no creían en el proyecto. No obstante, se dedicaron a trabajar para que fue su esfuerzo el que demostrara con resultados que merecían todo el apoyo.

Luchando contra la adversidad, Candelas y García lograron su sueño. En 2008 asistieron a los Juegos Olímpicos de Beijing. Hicieron un buen papel y se quedaron cerca de los octavos de final. Esta dupla obtuvo un bronce y una plata en Juegos Panamericanos de Rio de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011 y dos oros en los Juegos Centroamericanos de  de Mayagüez, Puerto Rico 2010 y en Veracruz 2014.

En 2015, Bibiana Candelas dejó el voleibol de playa para regresar al de sala. Finalmente se retiró en 2017. Sin embargo, la gran batalla de Bibiana estaba por empezar.

En octubre de 2017 fue diagnosticada con cáncer tipo Linfoma de Hodgkin. En su página de Facebook , Bibiana documentó como fue la lucha contra esta enfermedad.

(Imagen: Facebook @bibicandelas)

“Hay días no tan buenos como cuando tengo las quimioterapias, pero esta enfermedad ha sido una oportunidad para conocerme y valorar las cosas que muchas veces damos por sentado. Además estoy muy agradecida con Dios por todo lo bueno que tengo. Este es solo un obstáculo o un reto que Dios me ha puesto y con mucho aprendizaje,” declaró Candelas cuando habló sobre su enfermedad en una entrevista para el Boletín del Tec de Monterrey, donde trabaja como Coordinadora de la Dirección Atlética y Deportiva Nacional.

Un año después, Bibiana Candelas ha vencido al cáncer. Como venció a las adversidad cuando demostró que ella podía representar dignamente a México en competencias internacionales. No sólo fue una gran atleta, una de las mejores voleibolistas de la historia de nuestro país, sino un ejemplo de lucha y de perseverancia.

Publicidad