Barcelona no necesita a Lionel Messi

Será un camino difícil, pero no imposible.
El '10' no es eterno | Foto: Getty

Las despedidas y los finales de ciclo siempre son difíciles, dolorosos, tristes. Cuando algo se acaba siempre es frustrante, pero la vida nos ha enseñado que nada es indispensable y esta máxima también se repite en el futbol.

Lionel Messi, uno de los futbolistas más trascendentales de toda la historia, se deslindó del Futbol Club Barcelona el 30 de junio de 2021, es decir, su contrato expiró y puede negociar con cualquier equipo del mundo para llegar sin costo de transferencia.

A lo largo de los últimos meses, el rosarino mostró su inconformidad con los altos mandos catalanes debido a malos resultados que se fueron dando en este lapso de tiempo: derrotas increíbles y desilusiones desgarradoras (Roma y Liverpool son las más dolorosas). Otro motivo que desató la negativa del crack argentino para no renovar su contrato fue la partida de sus amigos. En 2015, Barcelona conquistó su quinta Copa de Europa ante la Juventus con los tres ‘sudacas’ en el frente de ataque: Messi, Luis Suárez y Neymar.

Neymar, Messi y Suárez tienen una amistad fuera del terreno de juego | Foto: Getty

Cuando los amigos se van

La gloria parecía eterna para estos tres futbolistas, pero Neymar, el que parecía el heredero natural del argentino en la Ciudad Condal, decidió irse a París para emprender su camino solo, alejado de la sombra de Messi. 

No se quedó | Foto: Getty

A pesar de esto, Messi seguía ofreciendo un gran nivel junto a Luis Suárez, pero no duró lo suficiente. Si repasamos los compañeros que Messi tuvo en la misma posición que ‘Lucho’, encontramos nombres como el de Samuel Eto’o, Zlatan Ibrahimovic, David Villa, Alexis Sánchez o Bojan Krkic. Estos jugadores comparten una cosa en común: todos ellos no se interponía en la diagonal que Leo hace desde la derecha y ninguno fue un verdadero amigo; Luis lo fue desde el minuto uno. 

Según Hernán Casciari, famoso periodista que escribió el cuento ‘Messi es un perro’, Leo nunca tuvo un amigo en Barcelona. La llegada de Luis lo cambia todo y Messi logra tener a un compatriota sudamericano como confidente dentro del vestuario. Lamentablemente para su causa, los antiguos dirigentes de Barcelona decidieron que Luis comenzaba a hacerse ‘viejo’ por lo que su traspaso al Atlético de Madrid causó molestia y desilusión en Leo.

Luis Suárez celebrando un gol como colchonero | Foto: Getty

Esto, aunado a las salidas de Xavi Hernandez (2015) y Andrés Iniesta (2018) de Barcelona, llenaron de dudas a Messi acerca de su continuidad en el equipo que le dio todo. 

La grandeza nunca se pierde

La dudas siempre juegan un papel determinante en las decisiones que vamos tomando en la vida y Johan Cruyff lo sabía mejor que nadie. 

Cruyff, considerado uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, tiene un lugar especial en la historia del Barcelona. Tanto como jugador así como entrenador del primer equipo, instauró un estilo que, hasta hoy en día, se sigue enseñando en la cantera culé. 

El holandés también era una máquina de sabiduría futbolística, y alguna vez nos dejó una gran frase que recaló en la mente de todos los culés:

“El que dude de jugar en Barcelona, ya no nos sirve”.  

Barcelona y Ajax fueron sus grandes amores | Foto: Getty Images

A pesar de que Lionel Messi un jugador superlativo en Barcelona durante la última década, hay que recordar que el conjunto culé ya era un grande de Europa antes de su llegada. 

Monstruos de las canchas portaron la camiseta blaugrana antes de la explosión del argentino e hicieron grande al Barcelona: Ladislao Kubala, Sándor Kocsis, Zoltán Czibor, Luis Suárez Miramontes, Johan Neeskens, ‘El Lobo’ Carrasco, Ronald Koeman, Josep Guardiola, Guillermo Amor, José María Bakero, Michael Laudrup, Ronaldo Nazario, Romario, Hristo Stoichkov, Rivaldo, Carles Puyol, Ronaldinho y muchos más. 

El gran Dream Team de Cruyff | Foto: FC Barcelona

En su momento, Barcelona también se planteó su futuro tras la partida de estos jugadores, y todas las veces salió adelante. No vamos a decir que los tiempos sin Messi serán gratos; van a ser difíciles, pesados y vivirán en el recuerdo.

Barcelona es indispensable para la historia del futbol, pero Lionel Messi no es indispensable para Barcelona, como tampoco resultó indispensable la presencia de todos los futbolistas antes mencionados.

En cataluña llegó el día que nunca nadie pensó, pero que que era inevitable, y tendrán que hacer entender a todos los culés que Messi no es eterno.

¿Será que Messi terminará su carrera con Barcelona?

***

Encuentra el mejor contenido de Los Pleyers en nuestro canal de YouTube.
Publicidad