¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Crisis en el futbol, la gente ya no va al Camp Nou

“La respuesta rápida es por mi hija, por mi esposa, porque tengo una familia catalana. Pero si me preguntan en serio por qué sigo acá, en Barcelona, en estas épocas...

“La respuesta rápida es por mi hija, por mi esposa, porque tengo una familia catalana. Pero si me preguntan en serio por qué sigo acá, en Barcelona, en estas épocas horribles y aburridas, es porque estoy a cuarenta minutos en tren del mejor futbol de la historia”.

Así abre el escritor argentino Hernán Casciari su relato “Messi es un perro” que escribió en 2012, cuando el Camp Nou registraba una media en sus entradas de 79 mil aficionados, tomando en cuenta que al bastión culé le caben 99, 354 seguidores.

Hoy el club sufre de una baja de más de 10 mil aficionados. La gente ya no asiste a los estadios y la directiva azul grana ya prepara un informe para analizar el porqué de la considerable baja en su media de asistencia: 64, 128 aficionados. Poco más de 13 mil seguidores menos que el año pasado, en el que le promedio fue de 77, 527 espectadores.

“Es un tema que preocupa, por eso queremos tratarlo internamente, abordarlo con seriedad. Sabemos que nos enfrentamos a múltiples variables. Trabajaremos para que en el Camp Nou la entrada sea magnífica”, aseguró una fuente de los culés a El País.

“Quiero decir: si mi esposa y mi hija decidieran irse a vivir a Argentina ahora mismo, yo me divorciaría y me quedaría acá [en Barcelona] por lo menos hasta la final de la Champions. Y es que nunca se vio algo parecido adentro de una cancha de fútbol, en ninguna época, y es posible que no ocurra más”, continúa Casciari, aficionado recalcitrante de Racing de Avellaneda.

Se analizan distintas circunstancias para determinar el abandono de los aficionados, desde el atentado en Las Ramblas en agosto de 2017, pasando por el frío y los partidos en día laboral y terminando con la situación política que actualmente vive Cataluña.

El boletaje es uno de los principales ingresos que mantienen a un club. Y pagarle a los mejores jugadores del mundo no debe ser sencillo. El Barça está verdaderamente preocupado por la baja de asistentes, ¿será que la gente se aburrió de ver en vivo a uno de los mejores jugadores de la historia? O, como explicó Jordi Cardoner, vicepresidente del equipo, “quizá haya menos ganas de disfrutar del futbol para estar pendientes de otros acontecimientos.

En México no somos nada ajenos a esta situación, por ejemplo, el hoy llamado Estadio Akron, casa de las Chivas, uno de los equipos más populares del país,  se inauguró en 2010 y desde ese día no ha logrado tener regularidad en sus asistentes y todo apunta al costo tan elevado de las entradas.

Si las gradas de el equipo más mediático del mundo se están vaciando significa que el deporte más popular está en crisis, ¿no?