¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Atlas y su afición Rojinegra que no necesita de títulos para ser grande

Chivas y Atlas jugarán el Clásico Tapatío del Apertura 2019 y la afición de Rojinegra se sinceró respecto a la actualidad del club.
Atlas busca resurgir de la mano de Grupo Orlegi (Foto: Los Pleyers)

Son 103 años de larga tradición en el futbol mexicano. Un título de liga avalan a un club histórico que últimamente tiene que sobrevivir bajos las manos de dueños que parecían que buscaban acabar con los valores de la institución. Pero fiel a su garra y esencia, los Rojinegros de Guadalajara quieren volver “A lo Atlas”.

Te recomendamos: Chivas rechazó a Uriel Antuna

Este fin de semana se vivirá una edición más del Clásico Tapatío en la casa de las Chivas. Los últimos antecedentes emparejan la serie, de repente el Rebaño gana, luego los Zorros salen del Akron con los tres puntos o terminan en empate.

No cabe duda, la ciudad se divide cada que estos dos equipos se ven las caras. Históricamente, Chivas tiene más títulos que Atlas, pero para los verdaderos Rojinegros eso no es impedimento para que su club les otorgue satisfacciones.

Prueba de ello son Óscar y Alberto Arvizu, dos aficionados que no priorizan trofeos, sino el amor puro hacia una equipo de futbol.

Los niños héroes, la última camada

Algo que comparten Óscar y Alberto, además del gusto deportivo, es que ambos se enamoraron de aquel plantel de Ricardo La Volpe de los años 90 que casi levanta el título de liga.

“Hace más de 20 años me gustó la forma de jugar de Atlas cuando yo era un niño. Hay una generación de los niños héroes, donde estuvo Rafa Márquez, de ahí me gustó mucho la forma de jugar del Atlas y su entrega a los colores; fue un amor a primera vista”, confesó Óscar, quien solo espera el fin de semana para olvidarse de las finanzas de la empresa para la que trabaja con tal de ver al club de sus amores.

El lugar de Óscar en el Clásico Tapatío está asegurado, aunque en los últimos días se dio a conocer que la directiva Rojiblanca solo dio 900 boletos a la visita. Por su parte, Alberto quizá no tenga la oportunidad de estar presente, pero a la distancia apoyará al Atlas, dando muestra de su fidelidad.

“La 51 se inició en el 98 con muy poca gente a la cual se unieron más porras. Esta afición arropa a toda persona que apoye al equipo con el corazón, que no necesita verlo ganar cada ocho días para ir a cualquier estadio a dejarlo todo en la tribuna”, expresó Arvizu.

Rafa Márquez, Daniel Osorno, Erubey Cabuto y Miguel Zepeda fueron los culpables del éxito de Atlas en 1999. Toluca les arrebató la gloria y acrecentó el tiempo del club sin un título. Hoy suman casi 67 años en sequía, pero su gente siempre estará ahí sin importar el precio.

“Aunque no tenga títulos se le quiere al equipo. Todos soñamos con ser campeones, tenemos nuestra final soñada. No es algo que nos haga sufrir no tener títulos, así empezamos a querer al Atlas y así lo vamos a querer… Aunque pierda, tenga malas rachas, malos momentos, Atlas me ha dado muchas vivencias que las personas normales no podrían. No cambiaría nada, ni siquiera partidos perdidos contra Chivas”, enfatizó Óscar.

“No tenemos problema con eso (no ser campeones), ya que cada partido lo jugamos como una final. Se apoya como una final sentados a la orilla de la silla hasta el último segundo, esa sensación que tienes de pasión hace que ames al equipo”, confesó Alberto.

Una vieja rivalidad

En la familia de Óscar no es tradición ver a 22 personas patear un balón. Si les preguntas su club predilecto la respuesta será algo ‘normal’, como América o Cruz Azul, aunque la realidad es que solo lo dicen para cumplir, no porque sea un verdadero sentimiento; sin embargo, él fue conquistado por la pasión del rojo y el negro, el zorro como mascota y de la chiva como su enemigo número uno.

“Deberían estar en el descenso porque es muy obvio que los están ayudando con los arbitrajes. Tengo amistades que le van a Chivas y eso no quiere decir que no les hable o los trate mal, para nada, pero el equipo si creo que debe descender”.

Pelear por el descenso es algo que Chivas no puede permitirse como  “grande”. Para Alberto el Rebaño se ha convertido más en una marca que un equipo de futbol, aunque solo los mira de reojo porque su deseo es ver al Atlas en una Liguilla del balompié mexicano.

Más allá de todo el maltrato de las directivas, de la irregularidad del equipo y de la venta de sus mejores jugadores, Atlas no pierde su identidad, esa que los volvió un ícono en el balompié nacional y que buscar resurgir en el Apertura 2019 de la mano de Grupo Orlegi.

“Me gustaría que, así como la afición responde, el equipo se entregue como lo hacían antes, que vuelva el ‘A lo Atlas’. La identidad no se pierde, la identidad de ellos es el aficionado y el cariño”.

Y por si te lo perdiste, conoce al equipo del Ascenso MX que quiso regresar al Gullit Peña: