Los del Atlante se vuelven héroes tras salvar a una persona que casi muere ahogada

El técnico de los Potros, Alex Diego y el jugador, Kevin Ramírez salvaron la vida de una persona que casi muere ahogada en Cancún
El Atlante es el club de moda en estos momentos. (Foto: Internet)

La vida te da muchas oportunidades para demostrar el ser humano que eres. No las vemos a simple vista aunque muchas veces estén a un lado nuestro, pero son estas ocasiones las que definen a alguien.

Te recomendamos: Jugadores de Atlante y Zacatepec se agarran a golpes [VIDEO]

Alex Diego tuvo mala suerte para darle un título de Ascenso MX al Atlante, pero al menos en calidad humana se llevó la mención honorífica. El estratega y el delantero de los Potros, Kevin Ramírez se vistieron de héroes tras salvar la vida de una persona que casi muere ahogada en el mar de Cancún.

Mientras el equipo estaba en pretemporada, el jugador de los azulgrana se percató de una persona que estaba en aprietos. De inmediato se movilizaron para ayudarlo.

“Todos corrimos a tratar de buscar a un salvavidas y a un profesional porque la corriente del mar estaba muy fuerte y él estaba muy lejos. Empecé a buscar llantas salvavidas y encontramos dos. Fuimos por ellos y ahí tomé la decisión, junto con Kevin, de aventarnos por él. Ya llevaba mucho tiempo ahí y no sabíamos cuánto le quedaba”, contó Alex Diego, en una entrevista para ESPN.

“Pensamos en aventarnos a la brava, sin nada, pero lo pensé bien y hubiera sido muy equivocado porque aventarse así, sin preparación en el mar, hubiera sido malo. Ya teniendo los salvavidas no lo pensamos y fue el impulso de ayudar a la persona que se estaba ahogando”, reconoció el timonel del Atlante.

Lo primero que se le vendría a la mente a uno en ese tipo de momentos es la integridad física propia, pero para Alex Diego no fue así, su mayor temor era el cargo de conciencia por no haber hecho nada para ayudar a la persona afectada.

“El miedo que yo tenía era que se ahogara en lo que me tardaba en llegar a él. Estaba muy lejos, como a 900 metros de la playa y el miedo era que no llegáramos. El buscarlo en el fondo hubiera sido una cosa de locos. Al ver que nos metimos por él le entró el tema de supervivencia y aguantó hasta que llegamos a él. Nos dijo que muchas gracias, que le salvamos la vida y que ya estaba a punto de tirar la toalla. Después llegó la policía y lo atendieron. Nosotros seguimos con el entrenamiento como estaba planeado” expresó.

Así es como un día de entrenamiento que parecía normal se convirtió en una hazaña que nunca olvidarán los jugadores y cuerpo técnico del Atlante.

Y por si te lo perdiste:

Publicidad