Facundo Espíndola, arquero argentino de 25 años y ex de River Plate, falleció la madrugada del domingo, luego de haber recibido una puñalada en el tórax a las afueras de un bar ubicado en Hurlingham, Bueno Aires. Uno de los principales sospechosos es el futbolista de San Telmo, Nahuel Alejandro Oviedo, quien es uno de los dos detenidos que hay por el crimen del asesinato del guardameta.

Medallista olímpico de 25 años muere tras ser apuñalado

El hecho ocurrió aproximadamente a las 6:30 de la mañana del domingo, cuando un grupo de personas, en el que se encontraban ambos jugadores, salieron de un bar y en plena calle comenzaron una discusión que culminó en una pelea. Ambos intercambiaron golpes, pero instantes después, el agresor sacó un cuchillo y lo clavó en el pecho de Espíndola, quien murió de forma casi instantánea.

Ambos sospechosos se dieron a la fuga del lugar, sin embargo, fueron arrestados minutos más tarde a bordo de un automóvil Peugeot 308 blanco, que se encontraba manchado de sangre en el interior y en el que iban a bordo el ex futbolista de Huracán, Nahuel Oviedo y un amigo suyo del cual únicamente se sabe que es de nacionalidad paraguaya y tiene 28 años de edad. Según reportes oficiales, la policía encontró el arma con la que se cometió el delito a 15 cuadras del lugar de los hechos alrededor del medio día.

Pitcher racista, homofóbico y misógino es ovacionado en estadio de Grandes Ligas

Oviedo, de 26 años, ya tenía antecedentes penales, pues en 2011, fue condenado a tres años de prisión por haber robado joyas de una casa de Villa Devoto, delito del cual se declaró culpable, pero la pena permaneció en suspenso. “Me había comprado mi primer coche, un C3. Estaba con los chicos del barrio, llegó un grupo de amigos y me dijeron que ya habían ido a una casa y tenían que ir a levantar unos televisores y otras cosas. Lo único que tenía que hacer yo era poner el auto, esperarlos a la vuelta y ellos se encargaban de todo. No me llevaron engañado pero me la vendieron como que era fácil. Pero apareció la Policía y no tuve reacción. Y pensé: ‘Me cagué la vida'”, declaró para el diario Olé en 2016.

Asesinan, Portero Argentino, Facundo Espíndola, Hurlingham

En 2013, meses después de haber debutado en primera división con Huracán, el jugador fue acusado de robarle el arma y el chaleco, y maltratar a una oficial de la ex Policía Metropolitana en Chacarita, acto que lo llevó a cumplir tres meses de sentencia en el penal de Ezeiza. Luego de haber salido de la cárcel, pasó por varios clubes: Sportivo Italiano, San Antonio Unidoy Deportivo la Serena, ambos de Chile, Sportivo Barracas y San Telmo, donde jugaba actualmente.