En fraccionamiento no quieren a Maradona de vecino

En fraccionamiento de Culiacán no quieren a Maradona como vecino porque quieren tranquilidad.

Cuando la directiva de Dorados de Sinaloa contrató a Diego Armando Maradona tuvo que aceptar cada una de las condiciones que el argentino puso para firmar el contrato, su principal necesidad fue una casa con las mismas condiciones como una que tiene en Dubai. El equipo aceptó, pero se ha convertido en un dolor de cabeza, pues en ningún fraccionamiento quieren al Pelusa.

El equipo sinaloense ordenó que a través de una inmobiliaria se le consiguiera la casa que Maradona quiere, pues deben cumplir con sus peticiones que fueron muy claras. Personal de Dorados junto con la inmobiliaria han revisado varias opciones, incluso ya tenían la casa ideal, se estaban haciendo los trámites, pero los vecinos del fraccionamiento no quieren que Diego viva con ellos.

Según información del periódico Milenio, la directiva de Dorados había localizado la casa ideal en el Fraccionamiento La Primavera, el cual está ubicado en las mejores zonas de Culiacán, pero al pedir la opinión de los vecinos recibieron un rotundo no.

¿Qué sucede? Como bien se sabe en las zonas residenciales los vecinos se ponen de acuerdo y forman un consejo administrativo en donde se tratan temas de interés de todos. Pues en cuento se enteraron que Maradona viviría ahí se pusieron de acuerdo y se negaron.

Medios locales informaron que todo estaba listo para realizar la mudanza, pero los vecinos impidieron que los camiones que transportaban los muebles del argentino ingresaran a la zona. La razón: los antecedentes de Maradona y sus contantes polémicas, así que para que no rompa la tranquilidad del fraccionamiento han decidido que ahí no podrá vivir.

La gente de Dorados continúa con la búsqueda de hogar para Diego, quien por ahora se encuentra en un hotel junto con su auxiliar técnico. Esperemos que encuentren una solución rápida, no vaya a ser que Maradona se moleste y vaya de México con molestias por no compren sus caprichos.

Publicidad