Aún no termina el torneo de Clausura 2019 de la Liga de Ascenso Bancomer MX y ya tenemos al descendido, es decir el Tampico Madero ya está condenado y ahora están analizando la forma de no perder la categoría. Para ello la directiva de la Jaiba Brava estaría analizando pagar para no descender y de esta forma continuar en la Liga de Plata.

¡El Ascenso MX se queda sin histórico equipo!

Después de caer goleados en contra de los Mineros de Zacatecas el pasado viernes, el Tampico Madero condenó su descenso. La directiva ha comenzado a buscar alternativas, pues la inversión que han hecho en la ciudad es grande y no quieren perder su franquicia. Ya revisaron el reglamento de competencia, el cual dicta que el equipo descendido podrá permanecer en la división siempre y cuando el equipo campeón de la Liga Premier (Segunda División) no cuente con la certificación y, se pague una multa de 15 millones de pesos.

Hay que recordar que la Jaiba Brava es propiedad de Grupo Orlegui, grupo empresarial que también tiene a Santos Laguna, los cuales son presididos por Alejandro Irarragorri. Bueno, pues para el grupo no representa un problema pagar los 15 millones, ahora solo deben esperar que el equipo campeón de la Segunda División no cuente con la carpeta de cargos para participar en el Ascenso MX.

Otro punto a su favor es que la Liga de Plata se quiere ampliar, pues con el paso del tiempo ha ido perdiendo equipos por distintos motivos y actualmente tiene 15 participantes. Así que todo parece favorable para que Grupo Orlegui pueda seguir operando sus dos franquicias en el futbol mexicano.

Ahora, hay que recordar un poco de la historia de la franquicia del Tampico Madero. El equipo reapareció en el 2014, la Familia San Román decidió invertir y llevó al equipo a los primeros planos de la Segunda División. Un año después y con el objetivo de tener Liga de Ascenso se asociaron con Grupo Orlegui.

La franquicia del Tampico Madero está en disputa

A pesar de perder la final por el ascenso en contra de Potros UAEM, consiguieron comprar una franquicia y jugar en la Liga de Plata. Después la Familia San Román se separó acusando a sus socios de malos manejos. Hoy están descendidos y de nueva cuenta comprarán su lugar en el futbol.