Después de todos los requerimientos que Dorados de Sinaloa exigió para que Diego Armando Maradona visite los estadios de la liga de Ascenso MX en sus partidos de visita. Bueno, pues la primera salida de el Pelusa fue para visitar a los Alebrijes de Oaxaca, partido que perdió, pero también fue la primera vez que le reclamó a un árbitro.

Alebrijes de Oaxaca tuvo que montar un operativo de seguridad que incluía que el autobús pudiera ingresar a un hangard del aeropuerto, dos camionetas para los elementos de seguridad y vallas para evitar que aficionados se pudieran colar. La llegada fue silenciosa, todo para evitar que se enteraran de los lugares donde estaría.

En su primera noche en Oaxaca, Dorados de Sinaloa tuvo un entrenamiento en una cancha alternativa, desafortunadamente no contaron con que no había iluminación y al final tuvo que terminar su entrenamiento a oscuras.

Después ya no se supo nada de él, pero lo pudieron captar en su llegada al Estadio Tecnológico de Oaxaca, por lo menos cinco personas lo custodiaron hasta el vestidor visitante.

 

Los aficionados esperaban la llegada de Diego, incluso no prestaron atención al evento protocolario del inicio del partido, solo esperaban que los saludara o les diera un autógrafo.

 

No le fue nada bien al equipo de Maradona, terminaron perdiendo y el flamante entrenador fue directo a encarar a los árbitros para señalarles sus errores.

 

Hubo conato de bronca, Diego invadió la cancha, pero no le dijeron nada…

 

Así fue el primer partido de Maradona de visitante en el Ascenso MX.

El Ascenso MX cambia su protocolo de prensa por Maradona