La UAEM enfrentará serios problemas con la FMF

La FMF tendrá que desafiliar a los Potros UAEM y esto le traerá serios problemas a la universidad.
Jugadores Potros UAEM (Foto: Twitter Potros)

La semana pasada la Universidad Autónoma del Estado México (UAEM) anunció que los Potros no podrán continuar en la Liga de Ascenso MX, esto porque no tienen la solvencia para poder mantener el equipo. El tema es que desconocen el reglamento de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y se meterán en serios problemas y, podrían perder un patrimonio de por lo menos 25 millones de pesos.

Te recomendamos: Potros anuncia su salida del Ascenso MX.

Hace una semana que a través de las redes sociales los Potros UAEM anunciaron que no tienen la estabilidad económica para poder competir en la Liga de Ascenso MX. El rector de la UAEM y el patronato tomaron la decisión, pero parece que nadie conoce el reglamento, pues no se puede dejar de competir así nada más, pues el equipo tiene que ser desafiliado.

Este viernes la Federación aplicará el articulo 17 del Estatuto Social, el cual dicta que la institución universitaria debe ser desafiliada de cualquier actividad ligada al futbol profesional por siempre. Es decir, tampoco podrá continuar con su equipo que tienen en la Tercera División. Es un tema porque ya no podrán regresar al futbol profesional y perderán mucho dinero.

Al quedar desafiliados, la franquicia pasa a manos de la FMF, por lo que la UAEM no podrá vender. Los mismo sucede con los jugadores, pues todos quedan en libertad y la universidad no podrá venderlos, los futbolistas podrán negociar con el equipo que les plazca y de forma gratuita.

Parece de risa que no conozcan las consecuencias que esto tiene, porque incluso el rector Alfredo Barrera Baca puede ser denunciado, pues esta perdiendo un patrimonio de la UAEM que tiene un costo de alrededor de 25 millones de pesos. Esto habla de una mala gestión y por supuesto de que el equipo era manejado por personas que desconocen los reglamentos de la FMF.

Es cierto, los Potros eran subsidiados por el presupuesto de la UAEM que tendría que ser ocupado para temas académicos. Una solución fácil era vender a algunos jugadores, obtener el recurso para participar el próximo torneo y vender la franquicia o congelar por un año.

Te recomendamos: