Este fin se de semana fue violento para el futbol mexicano, no solo por lo ocurrido previo al Clásico Regio, donde aficionados de Rayados agredieron a un seguidor de Tigres. Un día antes se dieron acontecimientos violentos el Estadio Tecnológico de Oaxaca, donde el portero de Dorados agredió fisicamente al Comisario de la Liga de Ascenso MX.

El sábado por la noche se realizó el partido entre Alebrijes de Oaxaca y Dorados de Sinaloa en el Estadio Tecnológico, juego correspondiente a la jornada 9 del Ascenso Bancomer MX. Los reflectores se los llevó la visita de Diego Armando Maradona a Oaxaca, pero al final del partido se presentó una bronca que se salió de las manos.

 

El juego terminó bastante caliente, las cámaras de TDN captaban a Maradona reclamando reiteradamente a los árbitros en el mediocampo, pero después se observó que los silbantes corrieron hacia una de las porterías. Resulta que el portero de Dorados, Gaspar Servio terminó bastante molesto y golpeó por la espalda a Carlos Rosel.

 

Según información que el periodista Luis Castillo publicó en su columna en Récord, Garpar Servio se dio cuenta que el Comisario de la Liga de Ascenso, Odilón Trujillo lo estaba grabando fue entonces cuando se acercó y lo agredió. El portero de Dorados se enfureció, cuando vio que lo estaban grabando y tomó del cuello.

Como su trabajo lo estipula, el comisario tendría que reportar la agresión de Servio para que este sea castigado por la Comisión Disciplinaria. Tampoco se sabe si el árbitro reportó toda la gresca que se hizo por el golpe del portero, pero en la cédula arbitral no hay expulsado ni amonestados por los hechos.

Será que el efecto Maradona también, ¿protege a sus jugadores?

Así fue el primer partido de Maradona de visitante en el Ascenso [Video]