Por adeudos directivo manejó autobús de equipo de Segunda División

El director deportivo del Pacific FC, tuvo que manejar el autobús del equipo, esto tras no pagarle al chofer.

Hace no mucho los Murciélagos de Los Mochis descendieron al tener pésimos resultados en las Liga de Ascenso MX. La Familia Favela es dueña de la franquicia de dicho equipo y del Pacific FC de la Segunda División, los dueños mantienen adeudos de salarios con jugadores y trabajadores de ambos equipos.

Pues aunque los Murciélagos ya descendieron, el Pacific FC continuaba su andar en la Segunda División, esto a pesar de tener cuatro meses que no ven un solo peso en sus cuentas bancarias. Por ese motivo el chofer del autobús del club, Héctor López no soportó y decidió renunciar el viernes 13 abril, abandonando al equipo horas antes de que partieran a Tepic para disputar un compromiso más de liga.

Lee Más: Murciélagos le pidió prestado hasta al sacristán de Los Mochis.

Según información confirmada y publicada por diario deportivo Récord, el director deportivo Diego Jiménez, no encontró otro chofer y ante las circunstancias tuvo que afrontar la situación. Por lo que se puso el cinturón de seguridad y condujo el autobús que transportaba a los futbolistas a sus destino en Nayarit.

Aunque el problema con el pago de salarios es recurrente por parte de la familia Favela, nunca habían llegado a estos niveles. Pero hay que recordar que hace unos meses los jugadores de Murciélagos quedaron varados en el aeropuerto de León, todo porque sus jugadores filtraron a los medios de comunicación que no habían cobrado su respectivo salario.

Varios comunicadores los apoyaron, exhibieron el caso, pero Miguel Favela no lo aceptó y recriminó ante los reporteros. Por tal motivo una pequeña manifestación en todos los partidos para exigir que se les pagara su sueldo a los jugadores del equipo de Los Mochis.

Lee Más: Jugador de Murciélagos pide prestado para pagar parto.

Aún se desconoce si los adeudos ya fueron finiquitados, pero este tipo de problemas se ha convertido recurrente en los equipos de categorías inferiores.

El equipo de Murciélagos aún puede salvarse del descenso, pues en caso de que un equipo sin derecho a ascenso consiga el boleto, puede pagar 10 millones de pesos y conservar su lugar en la categoría.

Publicidad