Hasta antes de la final de ida de la Liga de Ascenso MX, el comportamiento de Diego Armando Maradona había sido impecable en México, pero ya arrojó su primer indiferencia. Al terminar el partido, un reportero de televisión se acercó a hacerle una entrevista, el entrenador de Dorados accedió, pero se mostró molesto y a media transmisión decidió retirarse y pedirle al personal de seguridad que retirara al comunicador.

Maradona y sus Dorados ganaron de locales y llevan ventaja en la Final del Ascenso [Gol]

Todo esto sucedió al terminar el juego, la empresa dueña de los derechos de transmisión ESPN, solicitó que su reportero de cancha León Lecanda tuviera las impresiones del Diego. Es por ello que el periodista se acercó y en transmisión en vivo fue exhibido por el estratega de los Dorados de Sinaloa.

“Nos gustaría que la gente de ESPN se de cuenta que vinimos a trabajar y no de vacaciones. Yo los miro a ustedes y creyeron desde el primer momento que nosotros veníamos a veranear, estoy en la final de la liga”, al terminar su declaración, alejó el micrófono y se retiró.

León Lecanda fue detrás de él y pregunto, “¿Haz callado bocas?” a lo que Maradona respondió: “la tuya por ejemplo”. El periodista insistió con una pregunta más alrededor de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, pero El Pelusa pidió al personal de seguridad que lo retiraran. En ese momento la televisora cortó la transmisión y regresó a la mesa de análisis.

Panelistas como Paco Gabriel de Anda lamentaron lo sucedido, admitió que él es una de las personas que ha criticado a Maradona.

Maradona se roba el show en las redes y en el triunfo de Dorados

Ya no se supo nada del periodista, se desconoce si fue retirado del estadio o solo lo apartaron. Ni el club Dorados ni la televisora han hablado de lo sucedido. Esto sucedió en la calentura de El Pelusa tras haber sido expulsado al final del partido, esto después de que se enfrascara en una discusión con Poncho Sosa, entrenador del Atlético de San Luis.

Diego Armando Maradona no podrá estar en el banquillo de la final de vuelta en el Estadio Alfonso Lastras, pero sí en la premiación en caso de que su equipo se consagre campeón.