La vida da muchas vueltas y las revanchas existen. Esto lo sabe muy bien Diego Armando Maradona, quien está consciente de que las oportunidades existen, pero también que ha corrido a mucha gente sin justificación. En diciembre pasado se deshizo de su auxiliar técnico de los Dorados, quien fue capaz de de llevarlo hasta la final. Pues este domingo se volverán a ver las caras, pero ahora en equipos contrarios.

Mario García, el hombre detrás de la figura de Maradona

Mario García Covalles fue una pieza importante para los Dorados de Sinaloa el torneo pasado, se encargaba de la estrategia, pero tras perder la final ante el Atlético de San Luis, Maradona decidió correrlo. Ahora, Mario fue contratado por el Tampico Madero, equipo que se enfrentará al Gran Pez este domingo con objetivos distintos.

Mientras el equipo sinaloense pelea por calificar a la liguilla, la Jaiba Brava está en la pelea por no descender. Es decir, si Maradona gana el partido mete en serias complicaciones a los tamaulipecos que pierden la categoría. Si Mario logra conseguir la victoria, los Dorados pierden una oportunidad importante para pelear por el campeonato. En conclusión ambos se juegan su trabajo.

El partido está agendado para este domingo 31 de marzo a las 18:00 horas en el Estadio Tamaulipas. El Tampico Madero ha tenido un pésimo torneo, pues se ubica en la penúltima posición con apenas 11 puntos, producto de seis derrotas, dos empates y tres victorias. Mientras los Dorados están en octavo lugar con 15 puntos, cuatros partidos ganados, tres empatados y tres perdidos.

Mario García Covalles llegó de bombero a la Jaiba Brava, apenas ha dirigido un partido ante los Alebrijes de Oaxaca y consiguió la victoria. Por lo que en la Fecha FIFA tuvo tiempo para poder conocer al grupo e imponer su idea de juego. El Tampico Madero está a dos puntos de los Venados de Merida, el equipo más cercano en la tabla de cociente. Así que no tiene otra más que sumar la mayor cantidad de puntos posibles y esperar a que los de Merida tropiecen.

Maradona se deshace de su auxiliar técnico mexicano

El domingo será un partido crucial, lleno de egos. Maradona tratará de ganar para no quedar en ridículo, mientras Mario tratará de dar cátedra de estrategia.