Este lunes los jugadores, cuerpo técnico y la directiva del Atlético de San Luis salieron a las calles principales de la ciudad para celebrar el ascenso a la Primera División junto con su afición. El tema es que los cánticos durante el festejo se pasaron de tono, pues uno de los jugadores incitó a sus compañeros y personas a insultar a Diego Armando Maradona, entrenador de Dorados de Sinaloa.

Futbolista mexicano en Europa sueña con jugar en el Atlético de San Luis

La algarabía de regresar a la Liga Bancomer MX, provocó que en el festejo jugadores y afición cantarán: “Maradona se la come, Maradona se la come, Maradona se la come”. Esto sucedió en pleno recorrido, afortunadamente las cámaras lograron captar al orquestador del insulto, se trata de Fernando Madrigal, quien fue jugador importante durante el torneo.

El mediocampista mexicano comenzó a cantar y con sus manos pidió a los aficionados para que lo acompañaran en los insultos para Diego Armando Maradona, entrenador del Gran Pez, equipo al que vencieron en la final. Es necesario que la Comisión Disciplinaria de la Liga de Ascenso Bancomer abra una carpeta de investigación para Fernando Madrigal por violar el Código de Ética.

Es importante que las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) atiendan el caso, pues en la pasada final del torneo de Apertura 2018, donde también se enfrentaron el Atlético de San Luis y Dorados, los aficionados hicieron el mismo canto frente a Diego Armando, quien por supuesto que reaccionó violentamente, pero fue detenido por personal de su equipo.

En ese momento la Liga no hizo nada en contra de los seguidores del San Luis ni contra Maradona por los disturbios. Esperemos que en esta ocasión sí se abra un expediente, pues este tipo de comportamientos no van con lo que tanto predica la Liga MX: “Juega limpio, siente tu liga”.

¿Cuánto le costó a Dorados el error de su portero?

El Atlético de San Luis ya comenzará a planear su participación en la Primera División, pues tendrán que reforzarse en varias zonas para poder ser un equipo competitivo. La idea es que el Atlético de Madrid haga una fuerte inversión para adquirir jugadores de renombre que puedan dar al equipo potosino renombre internacional y se pueda consolidar en el máximo circuito.