Jorge Dávalos, entrenador de Leones Negros que cree en las fuerzas básicas

Para llegar a ser entrenador de Leones Negros, Jorge Dávalos creo un imperio en las fuerzas básicas de las UdeG.

Cuando Jorge Dávalos fue nombrado director técnico de los Leones Negros, solo se sabía que fue un eterno futbolista de la UdeG que estuvo en la institución por 14 años, el capitán. Después se dedicó a ser formador de futbolistas y su única oportunidad para dirigir a un equipo fue en 2001 como estratega interino de las Chivas del Guadalajara, la experiencia solo le duró 3 partidos y fue relevado.

Siempre estuvo conviviendo con jóvenes que tenían la ilusión de ser futbolistas profesionales. Él también perseguía un sueño: ser entrenador de un equipo profesional. Fue hasta su regreso a la Universidad de Guadalajara en 2014, cuando se convirtió en el Coordinador del Departamento de Desarrollo Deportivo e instauró la base de la nueva cantera universitaria. Su experiencia por grandes escuelas de desarrollo como la de Chivas, Atlas y Santos, fueron importantes para desarrollar un proyecto exitoso en tan solo 3 años. 

Lee Más: Leones Negros y Cafetaleros de Tapachula jugarán la Liga de Ascenso.

Varios entrenadores pasaron por el equipo de la Liga de Ascenso sin obtener los resultados esperados. Para finales de 2016 la UdeG  hizo algunas ajustes y le informó Patronato Leones Negros de la Universidad de Guadalajara A.C, que iba a haber un ajuste presupuestal. Parte del dinero público que la institución brinda al equipo de futbol se iba a reducir, las prioridades ya eran otras, el equipo había perdido relevancia y se necesitaba de un nuevo proyecto deportivo.

A principios de la temporada 2017-2018, el presidente del equipo melenudo, Jorge Alberto Castellanos informó que para mantener al equipo por un año, la universidad aportaba 35 millones de pesos. Por ahora se habían acabado los lujos, el Vikingo Dávalos lo eligieron como entrenador porque conocía la estructura del club, sabía quienes eran los jugadores que podían competir en el Ascenso MX, comenzaban la austeridad.

La primera decisión fue deshacerse de los futbolistas extranjeros, dar prioridad a los jóvenes formados en las fuerzas básicas, apuntalaron el equipo con extranjeros no tan caros y algunos jugadores de experiencia en la división.

Jorge Dávalos echó mano de 14 jóvenes provenientes de la Segunda División, algunos ya estaban en el primer equipo, pero era una renovación y ahora serían la prioridad.

En su primer torneo al frente de los Leones las cosas no fueron bien, apenas sumaron 13 puntos y quedaron fuera de la Liguilla. Aquel torneo funcionó de adaptación, para el Clausura 2018 todo cambiaría.

La columna vertebral del equipo está comandada por jugadores formados por Dávalos. En la portería el joven Felipe López, quien apenas cuenta con 22 años, pero ha demostrado estar entre los mejores del Ascenso MX. José Romario Hernández, quien con el número 13 en la espalda y 23 años luce en el mediocampo.

Daniel Amador, Jesús Vázquez y Antonio Santos Sánchez forman una delantera muy joven y letal. La conjunción de un buen equipo, pero sobre todo buena convivencia fue la clave para llegar a la final de la Liga de Ascenso Bancomer MX, esto apenas en su segundo torneo juntos. Este jueves comienza el reto por regresar a los Leones Negros a la Primera División. Cafetaleros de Tapachula es el gran rival y en caso de ganar, tendrá que enfrentar a Alebrijes en la final por el ascenso.

Lee Más: En tres años Tapachula se convirtió en una plaza rentable de futbol.

Pero Leones Negros no solo juega una final sino dos, sus fuerzas básicas siguen dando de qué hablar. Fueron super líder de la Serie B de la Liga Premier y ahora juegan la final en contra del Veracruz. Estos logros hablan de un buen desarrollo deportivo por parte de los melenudos.  

¿Quién es el culpable de esto? Solo hay uno y es Jorge “Vikingo” Dávalos, quien para cumplir su sueño de dirigir en el futbol profesional creó una estructura poderosa de fuerzas básicas.

Publicidad