Goleada de escándalo en partido de pretemporada en México

Los Toros del Celaya tienen serios problemas y exhiben sus carencias en partido de pretemporada.
Imagen: Twitter

Los equipos de futbol mexicano se preparan para el arranque del torneo de Clausura 2019, los partidos de preparación se realizan para ir apuntalando cada esquema táctico. Dichos juegos son para que los clubes puedan exhibir sus carencias y tratar de componer el rumbo, el tema es que hay escuadras que no tienen ni pies ni cabeza.

Los clubes de la Liga de Ascenso MX, se están preparando para un nuevo torneo y por ello están en la pretemporada. Este domingo el Atlético de San Luis y el Celaya se vieron las caras en el Estadio Alfonso Lastras, el juego se pactó a cuatro tiempos de 30 minutos y el marcador final fue de escándalo.

Los potosinos le ganaron a los toros por 8-0, una verdadera goleada que dejó entrever las carencias del equipo, pero sobre todo preocupa que la directiva no haga nada. Los goles fueron obra de: Nicolás Ibáñez (2), Ian González (2), Matías Catalán, Diego Pineda, Leandro Torres y Claudio Villagra.

Los jugadores del Celaya salieron del terreno de juego con la cara hacia abajo. El problema es que todo lo que sucede al interior de los toros es un misterio. Aún no tienen un entrenador y por ahora quien está al mando es José Islas, quien fungía como director técnico de la Segunda División.

Es importante que la directiva de un mensaje fuerte a los jugadores, consigan un entrenador y que hagan un análisis serio para identificar las posiciones a reforzar. El Celaya perdió jugadores importantes, sus defensas centrales: Carlos Ramos y Carlos Galeana, quienes fueron transferidos a los Venados de Mérida.

Estamos a una semana y media para que comience el torneo, por eso preocupa que esto sucede con tan poco tiempo para recular. Hay que recordar que los problemas de la franquicia vienen desde los dueños, la Familia Achar, perdió el interés. Es por ello que perdieron su certificación y no pueden ascender a la Primera División.

Es un incógnita lo que sucederá, pues no hay una voz de autoridad que ponga orden, los jugadores no saben quién será su estratega y eso preocupa a todos. Goleadas como esta son un vergüenza.