Después de haber perdido la final de vuelta por el ascenso de local en contra de Cafetaleros de Tapachula, los dueños de la franquicia de Alebrijes de Oaxaca analizan una posible mudanza. La Familia San Román, propietaria de la franquicia oaxaqueña y de un porcentaje del Tampico Madero, han hecho un análisis exhaustivo y tras una oferta del gobernador de Tamaulipas ya preparan la mudanza a la ciudad de Reynosa.

Tras un excelente año en donde Alebrijes de Oaxaca consiguieron ser campeones del torneo de Clausura 2018 de la Liga de Ascenso MX, además de un subcampeonato por el ascenso. Los dueños de la franquicia analizan la mudanza por varios motivos: la afición no se arraiga, no se llena el estadio y la más importante es que por ahora no tienen apoyo del gobierno estatal.

Lee Más: Los Alebrijes de Oaxaca y su camino al éxito.

Aunado a esto, hay que recordar que la Familia San Román tiene un problema con Grupo Orlegui, empresa con la que se alió en el 2015 para llevar al Tampico Madero a la Liga de Ascenso MX. El dilema es que de alguna forma Orlegui Deportes se ha apropiado del equipo y ha hecho de un lado a los San Román. Para solucionar esto han buscado al gobernador de Tamaulipas.

Según información del periodista deportivo, Luis Castillo. El Gobernador tamaulipeco, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, daría todas las facilidades para que la franquicia se pueda instalar en Reynosa, además les ayudaría a terminar con el pleito que tienen por el Tampico Madero con Alejandro Irarragorri. Así que todo se escucha de forma excelsa, por lo que la mudanza es inminente.

Lee Más: Gobernador de Chiapas pagó transporte de aficionados “acarreados” de Tapachula.

Oaxaca no se quedaría sin equipo, pues la mudanza de la Familia San Román abriría las puertas al empresario morelense Víctor Sánchez, quien es propietaria del Zacatepec Siglo XXI y la cual tuvo que congelar por un año. Junto con un empresario oaxaqueño y con apoyo del gobierno estatal, Oaxaca no se quedará sin futbol, solo cambiará de franquicia y probablemente de nombre.