Entramos a la recta final del torneo de Clausura 2019 de la Liga Ascenso MX, en donde los equipos tienen que dar todo para clasificar a la liguilla. A nivel directivo los clubes analizan su realidad para planear su futuro, por lo que algunos dueños planean llevar sus franquicias a otro lugar para poder mejorar sus ingresos y encontrar una mejor afición.

Equipos de Tercera División superan en aficionados a los del Ascenso MX

En el actual torneo de la liga de plata hay dos equipos que han tenido las peores entradas a sus estadios, uno es Alebrijes de Oaxaca que apenas ha logrado superar la barrera de las mil personas por partido. Mientras que Cafetaleros de Tapachula apenas supera los dos mil aficionados por juego. Los dueños de las franquicias están preocupados porque pierden más de lo que ganan.

Es por ello que la Familia San Román (dueña de Alebrijes de Oaxaca) planea llevarse la franquicia a otro ciudad, pues invierten y parece que no la entidad no es futbolera, además el gobierno les ha cerrado las puertas, no hay apoyo. En Tapachula sucede los mismo y por ello buscan una nueva sede.

Se especula que para la siguiente temporada la franquicia que actualmente opera en Oaxaca se podría mudar a Mazatlán, Sinaloa. Mientras que Tapachula se trasladaría a Tuxtla Gutiérrez para renacer a los Jaguares de Chiapas, pero ahora en la Liga de Ascenso MX.

Es decir, que no haya muchos aficionados que apoyen al club golpea en muchos aspectos a la franquicia. Primero pues no hay personas en los estadios que lucen más por sus gradas vacías. Al mismo tiempo no hay dinero, no se venden boletos, no se vende los insumos dentro del inmueble. Esto golpea los bolsillos de los dueños, que tiene que terminar poniendo más dinero para pagar la operación.

¿Cambios de sede? Estos serían los nuevos equipos en el futbol mexicano

Con lo generado por la venta de boletos se tendría que pagar la operación del estadio (seguridad, arbitraje, luz, insumos, salarios, viajes, etcétera), pero cuando no se puede generar este dinero, pues tiene que salir de otra parte y sale de los dueños. Es un negocio y este no produce para sobrevivir va a terminar por no funcionar.