Han pasado unos cuantos días desde que Dorados de Sinaloa perdiera la Final del Clausura 2019 frente al Atlético de San Luis. Aquel partido fue el segundo definitivo en el que estuvo Diego Armando Maradona al mando del Gran Pez y de nueva cuenta vio caer a sus jugadores, hecho con el que terminó el sueño de ascender a la Liga MX este año.

Una de las preguntas inmediatas alrededor del Pelusa tras perder la final fue: ¿seguirá dirigiendo al cuadro culichi la siguiente campaña? Para muchos, ese fue el último encuentro del argentino al frente de Dorados y la realidad es que así podría ser, ya que Maradona concluyó contrato. Sin embargo, un rayo de luz para los aficionados sinaloenses se asoma, ya que Diego podría seguir en la dirección técnica. Así lo dejó saber Jorgealberto Hank Inzunza, el dueño de Dorados.

Una oferta más jugosa sería la única barrera para que Maradona siga en Dorados

“Esperemos que continúe. Él ya terminó su contrato, al parecer quiere continuar y nosotros también. Esta semana nos sentaremos bien para platicar, ver pros y contras de ambos lados y si hace sentido seguir con el proyecto, pensaría que vamos adelante […] Nosotros queremos que continúe y en ese sentido creo que podemos ir por buen camino. Obviamente el propósito es ascender no hay más. Sería un contrato por un año. Esa sería la lógica“, mencionó el propietario en entrevista con ESPN, dejando una puerta muy abierta para la continuidad del Diego.

¡Maradona se cura la cruda del fracaso con estos momazos!

Respecto a la calidad como técnico, Hank alabó a Maradona y aseguró que “calló muchas bocas”. Además reconoció su gran labor recordando la situación del equipo antes de su llegada, la cual era muy triste y el argentino le cambió la cara. “Esto para la gente que decía que no dirige, pues la verdad el gran mérito de cómo nos fue es de Maradona“, sentenció el dueño.

El arribo de Diego al futbol mexicano generó muchas dudas e incluso se dijo que estaría de paso, pero el propio entrenador demostró que llego a trabajar y puso al equipo en dos finales, haciendo un gran trabajo. Esto le ha permitido ganarse la confianza de jugadores, afición y directivos, que seguramente lo querrán al frente por un año más.