¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Celaya jugaría en la Liga MX a cambio de 120 millones

Celaya tendría la probabilidad de jugar en la Primera División si Lobos desciende y un equipo sin certificación asciende.
Jair Toledo

En estos tiempos cuando todos están al pendiente de lo que ocurre en el descenso de la Liga Bancomer MX, que se pone cardiaco y parece que se definirá hasta la la última jornada, pero mientras nosotros tratamos de dar estadísticas y probabilidades de lo que necesita cada equipo para permanecer en la Primera División, otros se rompen la cabeza por saber quién será el equipo que va a ascender.

El ascenso es el tema que más le preocupa a la liga y en especial al Comité de Desarrollo Deportivo de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), pues si desciende Lobos BUAP y el que equipo que gana el derecho a ascender es uno de los no certificados que están en semifinales: Alebrijes de Oaxaca y Cafetaleros de Tapachula, el tema se complica.

Leer Más: ¿Lobos BUAP tiene los 120 millones para salvarse del descenso?

Recordemos que en junio del año pasado en la Semana del Futbol celebrada en Cancún, los dueños de los equipos que militan en la Primera División decidieron que para ascender se hiciera una certificación a cada uno de los equipos de la Liga de Ascenso MX.

¿En qué consiste la certificación? Bueno, pues el reglamento de la Liga Bancomer MX exige que los clubes que participen en la categoría cumplan con requisitos de calidad para albergar partidos de Primera División, entre ellos están: capacidad de 20 mil o más espectadores en su estadio, fuerzas básicas, canchas de entrenamientos, entre otras.

Tras la junta de dueños y con la certificación aprobada, se determinó que solo seis clubes que juegan en la liga de plata pueden ascender, es el caso de: Atlante, Celaya, Leones Negros de la UdeG, Dorados de Sinaloa, Atlético de San Luis y FC Juárez. El resto no puede ascender y debe cumplir con la carpeta de cargos para cumplir con la certificación. Mientras cumplen con los requisitos, estos clubes solo compiten por un premio deportivo de 120 millones de pesos, esto en caso de ganar el derecho de ascenso.

Si alguno de los equipos que no tienen la certificación llega a ganar el ascenso recibirá un premio de 120 millones de pesos y seguirá en la misma categoría. ¿De dónde saldrá el dinero? Pues lo pagará el equipo que descienda de la Liga MX, hace el pago y permanece en la división digamos que pagará por el derecho de seguir en el máximo circuito, mientras el del Ascenso deberá ocupar ese dinero para cumplir con la certificación.

El problema surge si el equipo que descienda de la Primera División no tiene el dinero para pagar los 120 millones de pesos. Los equipos que pelean por no descender son Veracruz y Lobos BUAP, clubes que pueden hacer válida la opción mencionada. En este momento la Liga MX ya se reunió con Fidel Kuri Grajales, propietario de los Tiburones, quien manifestó que en caso de descender si tiene la solvencia para pagar la cantidad acordada. Tema contrario al de Lobos, el rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Alfonso Esparza ya comunicó a la liga que no están en disponibilidad de pagar tanto dinero.

Si descienden los Licántropos y los que ganan el derecho por ascender son Alebrijes de Oaxaca o Cafetelaros de Tapachula (sin certificación, pero en semifinales), la situación se complica. La primera opción era jugar con 17 equipos la Liga MX, pero esto complicaría la competencia y ya se desechó. Se buscan opciones y una de ella es la que presentaría el Comité de Desarrollo a la Asamblea de Dueños, en donde tomarían en cuenta a los seis equipos que sí pueden ascender.

La idea es tomar la tabla general de la temporada 2017-2018 y dar prioridad a los que sumaron más puntos, en donde Celaya es el mejor con 51 puntos, le sigue Dorados con 46, FC Juárez y Atlético de San Luis con 41, Leones Negros 38 y Atlante con 37. Entonces, si ellos quieren jugar en Primera División deben pagar los 120 millones de pesos al equipo no certificado que logre el ascenso.

El que tiene prioridad es Celaya, la Familia Achar propietaria de la franquicia decidirá si asciende a cambio del pago. Todo podrá suceder si sucede lo que relatamos anteriormente.