Así como pasa en la Liga MX, en el Ascenso también están rodando cabezas y una de ellas fue la de Juan Carlos Chávez, quien después de seis jornadas del Clausura 2019 ha dejado de ser técnico del Correcaminos y ha dejado el puesto vacante para la llegada de un exfutbolista histórico, considerado uno de los mejores extranjeros que han llegado al futbol mexicano: Carlos Reinoso.

A través de sus redes sociales, el cuadro de Universidad Autónoma de Tamaulipas anunció que El Maestro Reinoso será el nuevo entrenador de los Correcaminos y detalló los primeros días del chileno en el estado tamaulipeco. De acuerdo al club, Carlos llegará a Ciudad Victoria este martes 12 de febrero y el miércoles dirigirá su primer entrenamiento con su nuevo club.

En estos momentos, los Correcaminos se encuentran en la posición 11 de 15 de la tabla general del Ascenso MX, por lo que la directiva tamaulipeca decidió que era necesario un cambio de timón para tratar de que el rendimiento del equipo mejore y nada más positivo que tener a un entrenador con experiencia en el Máximo Circuito.

Reinoso volverá a los banquillos del futbol mexicano después de casi dos años de inactividad. El último equipo en el que estuvo El Maestro fue el Veracruz, donde siempre coqueteó con los últimos lugares pero nunca llegó al descenso definitivo.

Carlos inició su carrera como técnico en el club de sus amores, América. Con el cuadro de Coapa ha estado en tres etapas, pero su logro más importante como entrenador lo obtuvo en la primera, cuando conquistó el trofeo de Primera División en la temporada 83-84.

En total, el chileno ha estado en 11 equipos diferentes en el futbol azteca y ha repetido con varios. Su experiencia en la liga de plata del balompié mexicano no es poca, ya que ahí tiene tres títulos: uno con León (2003) y dos con San Luis (2004, 2005). El último título de Reinoso como entrenador se dio en 2016, cuando junto con Veracruz conquistó la Copa MX.

Carlos regresa a una división que conoce bien, ¿pero podrá levantar a Correcaminos del mal momento y llevarlo al éxito? Ya se verá.